La Virgen de los Ángeles de los Negritos / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Primer golpe. Nos hizo falta tiempo

Por  0:25 h.

A esta hora aún mantenemos el gozo de lo vivido por la hermandad de los negros. Los fotogramas que se han quedado del alma son de los que no se olvidan. Pero nos hubiera hecho falta más tiempo, quizás años para entender y valorar lo que ha supuesto el acto de ayer como fue el de coronar a la Virgen de la Hermandad de los Negros, la que sin duda es la más antigua de Sevilla.

Esta coronación no tiene nada que ver con muchas de las anteriores. Aquí hay más de 625 años de vida, y una historia tan rica y tan llena de matices que es imposible metabolizarlo todo en 7 meses que fue cuando se inició el periodo coronatorio. Gracias a esta hermandad se entiende la Semana Santa. Cuando nació para dar abrigo a los negros desahuciados que traían de áfrica -¿nos suena esta historia?- a 300 kilómetros de Sevilla había un reino islámico. Ni América se había descubierto ni sabíamos el sabor del tomate.

Las coronaciones a partir de ahora deberían ser hechas a medida, no compradas en Zara. Pese a todo, es tiempo de seguir estirando la alegría porque la Virgen de los desheredados, de Isidoro y Fernando Moreno, de Juan Miguel, de Machín, de Ray Palma, de Alex Ortiz, de Carlos García Lara, de Pepe Gómez Palas, de Felipe Guerra, de Paco Gandía, de Dubé de Luque, de Espartaco, de Pérez Bernal, de Butragueño, de Margarita López, y de todos los arzobispos ha recibido la corona que su historia merece.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)