La Virgen de los Dolores en la Mezquita de Córdoba / ROLDÁN SERRANO
La Virgen de los Dolores en la Mezquita de Córdoba / ROLDÁN SERRANO

Primer golpe. Personalidad

Por  8:00 h.

El domingo pasado salió a las calles de Córdoba de manera extraordinaria una de las imágenes más imponentes de la Semana Santa universal como es la Virgen de los Dolores. Hasta allí acudió mucha gente de toda Andalucía que se quedó con la boca abierta por lo que vio quizá por primera vez. Con la música de la Banda de Tejera detrás, sin palio, en un paso soberbio, subida en una peana espectacular, con el manto de las palomas que es una joya y una manera de andar prodigiosa de la que deberían aprender muchas cuadrillas de aquí, la imagen representó el triunfo de la personalidad frente a la globalización de las cosas en el universo de las cofradías.

La Semana Santa se ha convertido en una gran fotocopiadora. Y no solo en Sevilla. Ciudades y pueblos de toda España que han tenido singularidades únicas las han ido perdiendo con el devenir del tiempo para imitar los modelos de las grandes devociones, la mayoría de ellas sevillanas. Pero es que en la misma Sevilla ha pasado igual. Rodríguez Ojeda, cambió la estética pero también alumbró un modelo homogéneo que se ha ido repitiendo a lo largo del último siglo, más por interés de las cofradías que de los artesanos. El ejemplo de la Virgen de los Dolores de Córdoba es para pensarlo. La diversidad enriquece, la homogeneidad aburre.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)