La Amargura en 1954

Primer golpe. Sentido común

Por  8:00 h.

Las hermandades siempre han sido organizaciones complejas. O van de pioneras o son las últimas en visualizar las evidencia. Después de muchos años de debate público es ahora cuando dos cofradías de las señeras, la Amargura y el Amor, toman la decisión de restaurar a sus imágenes para que se desprendan de la oscuridad que han ido acumulando. Justificando esta demora se encuentran los que piensan que a un ser querido nunca se le ven defectos. Pero eso en estos tiempos es sensiblería pringosa. Dejar que una imagen se distorsione y se ennegrezca por la suciedad o por procesos químicos no es una muestra de cariño por la talla sino todo lo contrario.

Al Amor ha tenido que llegar un hombre joven, Juan Cruzado Candau para afrontar el problema. Al Cristo lo vio Manzano y ahora se va al IAPH para un diagnóstico del que saldrá la propuesta de intervención de una imagen capital del barroco. También el hermano mayor de la Amargura, José María Pedernal ha tenido arrojo al asumir que hay que solucionar ya el ennegrecimiento de la Virgen. Puede que no se haga la intervención adecuada para que ver de nuevo a la Amargura de los años de la coronación. Pero con esta restauración de Carrasquilla al menos se va a dar un primer paso. Dentro de la complejidad de las hermandades, vemos que a veces aflora el sentido común.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)