Exposición del Gran Poder / ABC

Primer golpe. Una exposición para la historia

Por
Actualizado:

Una exposición buena es de la que se sale conmovido por la excepcionalidad de lo que se ve, como cuando se juntaron en la National Gallery por primera vez en la historia las dos vírgenes de la roca de Leonardo, o por el discurso de lo expuesto. Excepcionalidad y relato, los dos caminos que llevan a la emoción, lo consigue la muestra jubilar del Gran Poder que puede considerarse como una de las mejores de la historia. Para hacer algo así, al impulso de la cofradía con Félix Ríos al frente, se ha unido el apoyo de la Fundación Cajasol y sus operarios, el relato elaborado por Carlos Colón y el concurso de gente como Jesús Mejía -el prioste de todo- Juan Antonio Romero, Joaquín Ávila o Luis Miguel Garduño. Con todo esto y además tratándose del Señor, uno de los referentes devocionales del mundo, el resultado es el de una exposición poderosa en la que los contextos son tan importantes como los elementos que se muestran. Vemos los enseres, sí, pero existe un valor añadido y superior para que, cuando se termina el recorrido, entendamos mejor el significado que ha tenido la imagen. Se vibra admirando las túnicas, las impresionantes fotos, el paso o el antiguo altar de la novena, pero también con tantos elementos de la devoción como las medallitas o esas latas de carne de membrillo con la foto del Señor. La exposición es extraordinaria, no se la pierdan; el Gran Poder no merecía menos.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)