Virgen de Consolación / JESÚS SPÍNOLA
CIEN PALABRAS

Consuelo de mar

Por  0:05 h.

Los hombres tiemblan ante la obstinación que se sucede en idénticas explicaciones de vidrio. Una vez asumidos por él, se pone el sol sobre las iniquidades y aceptan tristes la verdad de ser poco o nada. En el mar encontraron metáforas adecuadas de Dios. Por eso le pusieron ojos de mar a su Madre: quisieron enjuagar en ellos sus heridas y diluir la hiel de sus inercias. Siempre la misma hiel, siempre la misma inercia de estar vivos. Y sobre la gracia espumosa de su mano se mantiene a flote la nave de sus más altos ideales.