La Virgen de Escardiel de Castilblanco de los Arroyos

Coronación castilblanqueña

Por
Actualizado:

Un pueblo desparramado, cerro abajo, por las ultimas estribaciones de esa Sierra Morena, que muere sevillana para que Sevilla se sienta serrana. Que siete lazos de corrientes cristalinas apellidan su nombre: Castilblanco de los Arroyos. Con abolengo histórico de la Orden Militar de Santiago. Situado a una jornada del Puerto de Indias; en el  “Corredor de la Plata”, donde la proliferación de mesones fueron descanso de viajeros extremeños y castellanos, buscando rutas de América; o de andaluces camino de Portugal. Ofrecida posada a Cervantes, donde escribió, con la única mano servible, el relato ejemplar de su novela  “Las Dos Doncellas”.

Cazadero, que Alfonso XI y Felipe V, alzaron, en distintas épocas, a la categoría de Real, por sus repetidas correrías cinegéticas. Cuna del talento musical de Ursula Torres, que borda notas por partituras; de las manos prodigiosas del “Maestro Castaño” para rasgar cuerdas de una guitarra, o de la voz rompedora por “saetas”, de “El Quiqui”, que estremeció toda Andalucía con pellizcos devocionales; de versos de Manolo Amador, gritando entre blancura de cal y olivos verdes. Y colorista paleta, donde se mezclan puras trasparencias del aire de la sierra, para impregnar los pinceles de: Arturo Neyra y de González Romero.

Relicario fernandino, donde el Santo Rey de Castilla, dejó a Santa María de Escardiel; que la devoción de mi pueblo, ha guardado, con rústico egoísmo, durante largos siete siglos y medio, no queriendo compartir Madre con nadie. Que el Cabildo Municipal de la Villa, la tuvo históricamente por Patrona. Que Fernando VI, a través del Real Concejo de Castilla, concedió titulo de “Real” a su Hermandad y contribuyó con 150 reales de vellón para su Romería. Que Don Carlos Cardenal Amigo Vallejo, Arzobispo Hispalense, reconoció a su Institución, como Muy Antigua. Que S. M. el Rey Don Juan Carlos I, rivalizó en 1997 el titulo de “Real”,  para su Corporación, y S.A.I. Don Pedro de Orleans y Braganza, Jefe de la Casa Imperial de Brasil, le concedió el titulo de Imperial. Que, por su Consejería de Turismo y Deporte, la Junta de Andalucía, declaró su Romería:  Fiesta de Interés Turístico Nacional. Que el Teniente General Don Fernando Mosquera Silvén, Jefe del Mando Aéreo del Estrecho y Segunda Región Aérea, le ofrendó su “Fajín de Teniente General”. Que S. Ilma. Don Rafael Bellido Obispo de Asidonia-Jerez, dejó en sus repetidas visitas a la Ermita: su Cruz Pectoral y Fajín, así como todos los libros litúrgicos firmados con la dedicatoria más cariñosa y pastoral. Que Monseñor Rivas de Dios, Canónigo Magistral de la Catedral de Sevilla, la hizo participe del titulo de Ilustre, Y que el Arzobispo actual de la Sede de San Isidoro, Don Juan José Asenjo Pelegrina, el 28 de mayo de 2019,  confirmó solemnemente, la Decisión de su Coronación Canónica, a realizar el sábado 23 de mayo del año 2020. Pero motivado por el obligado confinamiento, fue aplazada para nueva fecha, todavía sin decidir.

Castilblanco, conmovido por la solemnidad de este reconocimiento eclesial, le pide a Dios, por mediación de su Bendita Madre, que los bienes espirituales de tan histórico acontecimiento, se hagan frutos salvíficos para todos los devotos de advocación tan singular; para toda la España mariana; para toda la Iglesia Universal, y para todos los peregrinos, que ese día se unan a nosotros, que con mentalidad abierta en pleno siglo XXI, disfrutaremos compartiendo con ellos, nuestra más ancestral devoción.

José Manuel León – Pregonero de la coronación canónica de la Virgen de Escardiel.