Juan Habichuela Nieto
Juan Habichuela Nieto - ABC
Entrevista

«La guitarra es un cantaor ficticio»

Juan Habichuela Nieto presenta su segundo disco esta noche en el Café Berlín

DAVID CALZADO
MadridActualizado:

Cuenta que su madre estuvo de juerga con Camarón en el Sacromonte la noche antes de traerle al mundo y lleva en los genes la sangre de los Habichuela, la familia más guitarrera del flamenco, pero se hizo músico por accidente. «Con 13 años me operaron por lo que tuve que guardar reposo y mi madre me dio la guitarra para distraerme». Dos años después ya tocaba en concierto sus propias composiciones. Una tarde apareció en su casa Enrique Morente para decirle que se fuese de gira con él a Estados Unidos. «Salía asustado. Miraba a la derecha y veía a un maestro y, de frente, 2.000 personas. En el camerino y decía, Enrique, que yo no puedo». Morente, que de temple sabía un rato, serenaba los pulsos: «Bueno, hemos hecho diez cantes, ¿no? Pues mañana más».

Su padre, tocaor no profesional de flamenco, y su abuelo Juan Habichuela, uno de los mejores guitarristas de acompañamiento del siglo pasado, se encargaban de que no se lo creyese demasiado. «Siempre me estaban corrigiendo para que fuese un niño más centrado», recuerda. «El abuelo me decía que escuchase a Talega, a Mojama y a los viejos. Hoy solo se cantan los diez estilos esenciales pero también hay que saber el polo, la jabera, el jabegote... Todos esos cantes tienes que conocerlos porque la guitarra es un cantaor ficticio y tú puedes tener muy buena técnica pero como no cantes con la guitarra no dices nada», asegura.

Concierto

Juan Torres Fajardo (Granada, 1989) no se siente cómodo al hablar de su primer disco, que contó con las colaboraciones de Estrella Morente, Rosario Flores, Marina Heredia y su tío Antonio Carmona. «La idea fue grabar temas más comerciales y ese no era yo. Ahora me he dado cuenta que mi sentir es flamenco y tenía que hacer este disco en el que hay fandangos, soleá, la granaína con el abuelo…», explica.

Este segundo trabajo, que muestra una guitarra segura y poderosa, se llama «Sentimiento de mi ser» y se presenta hoy a las 23 horas en el Café Berlín. El fallecimiento del abuelo hace un año es parte de ese sentimiento y constituye el momento emotivo de la grabación que reproduce un encuentro con él en la cueva que la familia tiene en el Sacromonte.

Pero el disco lo abre la rumba «Con nuestro corazón a Paco de Lucía» que surge en un concierto al que asistió el maestro. «Llegó cuando estaba terminando y en el camerino me dijo que le gustaba ese estribillo, que le diese una vuelta que era cantable, era comestible y flamenca». Desde ese momento pensó en que Jorge Pardo y Carles Benavent, dos miembros del mítico sexteto de Paco, estuvisen en la grabación. El resultado suena al maestro.