De compras por Madrid

Bikinis para seducir este verano

En moda de baño todo o casi todo está permitido. Lo difícil es ser diferente, marcar estilo. La selección de bikinis y trikinis que proponemos, de cortes sesenteros y realizados en crochet, puede ayudar

Actualizado:

Año 1946. El diseñador francés Louis Rèard descubre al mundo que en ropa de baño hay mucho que cortar. Que tanta tela no tiene cabida en las playas. El bikini había hecho acto de presencia en el mundo de la moda, y de qué manera. En estos setenta años, la reducida prenda ha ido moldeándose, adaptándose al cuerpo de la mujer, a sus curvas, a sus atributos y a su gusto, claro. Pero sus variaciones, como en el resto de la moda, han seguido un camino cíclico.

Lo que la stripperMicheline Barnardine lució en el Casino de París en 1946 no era demasiado diferente a lo que hemos ido viendo a lo largo de los años. Pero ahora nuestra mirada y nuestra influencia están en los revolucionarios años 70 y 80.

Los cortes sesenteros llevan más de una temporada con nosotros, y parece que continuarán un poco más: bragas altas, tops de bandó, de triángulos (pero nada de cortinilla), cuellos cruzados que realzan mucho el busto… Todo minimalista.

Pero la estrella es el tejido: el crochet. Quién se lo iba a decir a nuestras abuelas cuando utilizaban en los años 60 esos bañadores de ganchillo que pesaban una barbaridad y al salir del agua daba lástima mirarlos.

Tejidos

Firmas que han hecho de este material su emblema hay muchas, pero la pionera fue She Made Me, que diseña unos maravillosos bikinis artesanos, especialmente en cuello halter, muy favorecedores. Pero si la firma She Made Me tiene y tendrá muchos seguidores, Kiini fue la reina del baño el verano pasado, cuando dio la campanada con unos bikinis bicolores pespunteados con crochet. Muy estilo ibicenco, con un aire hippy que ha hecho enamorar a más de una top model. Porque, seamos sinceros, hay que tener un cuerpo, si no de 10, sí de notable alto para poder lucir con éxito este tipo de bikinis.

Otra tela que dará que hablar este verano es la antelina, de más rápido secado que el ante, pero con el mismo resultado estético.

Con esta riqueza en paños y cortes favorecedores, no hacen falta estampados llamativos. Bikinis monocolores, especialmente en nude y blanco, sin apartar la vista del negro. Y como adorno, volantes y alguna cremallera vista... Look perfecto para triunfar en cualquier playa.

Dónde comprar

NAC (C/GÉNOVA, 18). BIKINIS Pomandere (150 euros) Y Mi & Co (70 euros)

ALMA MATER (C/ARGENSOLA, 16). BIKINIS Saint barth (179 euros)

LoVE STORIES (C/ARGENSOLA, 3). BIKINIS Swimclub (130 EUROS)

DIVISA (C/ARGENSOLA, 2). BIKINIS Cotton Crown (59 EUROS)

HI-iP (C/FERNANDO vi, 8). bIKINIS Cosita Linda (159 euros).

Los bikinis de la marcaKiini se pueden adquirir a través de la web a través de la web por 150 euros.