ES NOTICIA

El cine español regresa (de nuevo) a 1936

Alejandro Amenábar rueda «Mientras dure la guerra» y los creadores de «Handia», «La trinchera infinita». Ambas se estrenarán en 2019

Santi Prego y Eduard Fernández caracterizados como Franco y Millan Astray en la película «Mientras dure la guerra»
Santi Prego y Eduard Fernández caracterizados como Franco y Millan Astray en la película «Mientras dure la guerra» - Teresa Isasi
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Es frecuente escuchar a historiadores, académicos y a directores como Alberto Rodríguez reconocer que, con la historia Imperial de España y los héroes de leyenda que han nacido en nuestro país, Hollywood habría filmado decenas de películas loando ese pasado. Sin embargo, el cine español ha preferido centrarse en la Guerra Civil.

Es cierto que el tópico de que en España solo se hacían películas sobre el conflicto del 36 es una exageración, cuando no una falacia; pero también es cierto que la profusión de guiones sobre la guerra fue durante un tiempo llamativa. Ahora parece volver: dos de los cineastas más prestigiosos de nuestro país, Alejandro Amenábar y el equipo de directores y guionistas que firmó «Handia» y «Loreak» están en pleno rodaje sobre episodios del conflicto y la posguerra.

Amenábar

El primero, ganador del Oscar a mejor película en habla no inglesa por «Mar adentro» (2004), ha vuelto a filmar una película en castellano -tras «Ágora» y «Regresión»- en la que aborda los últimos días de Miguel de Unamuno en 1936. Entre los episodios que retrata en «Mientras dure la guerra», que así se llamará, no faltará el célebre encontronazo del escritor con el fundador de la Legión, José Millán-Astray, en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca. Durante toda la pasada semana, la Plaza Mayor de la ciudad castellanoleonesa viajó al pasado e incluso ondeó la bandera republicana en el Ayuntamiento mientras duró la filmación.

En 2019 también llegará «La trinchera infinita», de Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga, los creadores de la ganadora de diez goyas «Handia». El que será su primer filme rodado en castellano estará protagonizado por Antonio de la Torre, que dará vida a un «hombre-topo» que se escondió en su casa al inicio de la contienda y que permaneció oculto 30 años, hasta 1966. La cinta, según explicó su productor a ABC, volverá a contar con el «sello Moriarti», lo que garantiza la templanza, delicadeza y el especial sentido estético de sus anteriores trabajos.

Pero la próxima película sobre la guerra civil que se estrene será «Sordo», de Alfonso Cortés-Cavanillas, que llegará a los cines en octubre de este año con aspiraciones de colocarse entre los nominados al Goya. El filme, que protagonizan Asier Etxeandia, Hugo Silva, Marián Álvarez e Imanol Arias retrata la persecución del Ejército a un «maqui» que pierde el oído tras un sabotaje.

Subvenciones

ABC ya publicó hace varios meses que el cine español era el que menos ayudas recibía en comparación con los países de nuestro entorno. Incluso comparado con Hollywood, las subvenciones a la industria cinematográfica eran muy desiguales. El actual sistema de ayudas a la producción, basado en puntos objetivos sobre cada proyecto, ha sido favorable a «Mientras dura la guerra», que ha recibido una ayuda de 1.400.000 euros, según datos del Ministerio de Cultura consultados por ABC. Su presupuesto total es de 6.380.000 euros. «La trinchera infinita» se lleva, por su parte, 1.188.000 de euros de ayudas generales a la producción para un presupuesto algo inferior a los tres millones.

Desde el año 2000, en España se han realizado 26 cintas de ficción sobre la Guerra Civil y cerca de 60 documentales. Unas cifras bajas teniendo en cuenta que cada año se estrenan 250 producciones de media con capital español. Es decir, en los últimos 17 años, las películas sobre este tema apenas han llegado al dos por ciento. De hecho, en 2016 y 2017, solo «Gernika», de Koldo Serra, e «Incierta Gloria», de Agustí Villaronga, abordaron el conflicto. Eso sí, estos largometrajes han sido siempre reconocidos en los Premios Goya, mientras que algunos historiadores denunciaban el sesgo, siempre desigual, en la manera en la que abordaban la contienda.

Proyecto de EE.UU.

Ya en 1936, el conflicto civil adquirió una relevancia internacional en medio del auge de los fascismos en Europa. Y más de ochenta años después, desde el exterior se recuerda lo que ocurrió en aquellas trincheras, donde corrió tanto sangre española como de los que vinieron a defender la República. Es lo que pretende hacer David Simon (creador de «The Wire») que ya prepara «A Dry Run», que cuenta con dinero de Mediapro (Jaume Roures). La miniserie se centrará en las Brigadas Internacionales y el batallón Lincoln.

En definitiva, un puñado de proyectos firmados por nombres de prestigio que volverán a contar lo que el cine español ya ha filmado tantas veces. Aunque no tantas como dice la leyenda.