ES NOTICIA
«Bosque maldito»

«Bosque maldito»: los niños vuelven a dar miedo

Lee Cronin regresa al «bosque maldito» para forzar a una madre a enfrentarse a su mayor miedo

Seana Kerslake protagoniza el filme de Lee Cronin
Seana Kerslake protagoniza el filme de Lee Cronin
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Películas como «La bruja de Blair» o «La cabaña en el bosque» han conseguido trasladar lo tétrico de las historias de terror que se contaban en un campamento a la luz de una hoguera o una linterna a la gran pantalla. Lee Cronin ha querido rescatar este destacado enclave y personaje de las ficciones de miedo para contar la historia de «El bosque maldito», que llega este viernes a las salas de cine. «Cuenta cómo una madre soltera (Seana Kerslake) se muda con su hijo pequeño (James Quinn Markey) al campo irlandés para escapar de una parte oscura de su pasado. Cuando se traslada descubre que el bosque que hay detrás de su casa esconde un agujero enorme. Desde ese hallazgo, algo raro pasa con Chris», adelanta el director a ABC. «Sarah empieza a desconfiar de su hijo, no lo reconoce».

«El bosque maldito», como cualquier historia de terror, tiene parte de verdad. «Cogí cosas de mi familia, donde hay mujeres muy fuertes que me han demostrado que no todo es siempre tan fácil como parece; criar a los niños es algo complicado. Además, he incorporado algo de las historias del folklore irlandés para añadir un poco de mal rollo», reflexiona el director. Sin embargo, el encargado de provocar los gritos del espectador es el pequeño Chris O'Neil. «Para encontrar al actor que interpretaría al niño hicimos una audición en la que vimos al menos a 80 niños. Suena a muchos, pero cuando estás ahí parece que nunca es suficiente. James (Quinn Markey) siempre estuvo en la conversación, pero aparecía en un segundo lugar. Al principio estaba convencido de que necesitaba a un niño que pareciera rarito más que adorable, pero luego me di cuenta de que necesitaba ambos», reflexiona.

Pero, ¿cómo se graba una película de terror como «El bosque maldito» cuando hay un niño implicado? «Si analizas la película, nunca está expuesto a ninguna situación de terror porque es él quien da miedo. Hay una escena en la que le lleva flores a su madre, un gesto que normalmente es muy tierno, pero que, por la situación que rodea a este gesto, no lo es. También ha habido muchos desafíos físicos para él, pero lo ha afrontado con muy buena actitud y una gran personalidad. Aportaba mucha alegría al set y sus padres han sido muy agradables y fueron un gran apoyo», responde.

El filme de Lee Cronin es la primera película de miedo que James ha visto: «Fue en la premiere de Sundance, que proyectaron la película justo a medianoche». Puede que haya nacido otro friki del terror, como el director de la película. «No fue mi elección ser seguidor del género», asegura Cronin. «Pero soy el pequeño de la familia, muy pequeño. Cuando mis hermanos y mis primos tenían 15 o 16 años yo tenía como unos 9. Y fue con esa edad cuando vi películas como “Poltergeist”, “El resplandor” o “Pesadilla en Elm Street”. Incluso mi padre me puso “Evil Dead 1” y “Evil Dead 2”. Se hizo parte de mi lenguaje desde pequeño, cargado de miedo e intención, y es que no solo me gustaba la sensación de pasar miedo, también la de ver cómo los que estaban a mi alrededor (y eran mayores que yo) también lo hacían. Supongo que así es como he llegado hasta aquí».

El terror es femenino

«Para el personaje de Sarah había pensado en alguien mayor y diferente, pero mi productor me propuso a Seana (Kerslake) para el personaje. Le eché un vistazo a sus trabajos anteriores y me fascinó. Hablé con ella para que se leyera el guion y le encantó», recuerda. Y menos mal que lo hizo. Como asegura el crítico de este periódico, Antonio Weinrichter, si hay un titular tonto que puede extraerse de la última hornada de cine de terror, es que se pone al servicio de grandes actrices: Toni Collette en «Hereditary», Florence Pugh en «Midsommar» y aquí la menos conocida pero no menos brillante Seana Kerslake. Es quien sostiene esta trama de combustión lenta.