ES NOTICIA
«Miarmor perdido»

Dani Rovira: «Si no molestas a nadie es que algo estás haciendo mal»

Emilio Martínez-Lázaro y el actor malagueño vuelven a trabajar juntos en «Miamor perdido», una comedia romántica

Michelle Jeneer coprotagoniza el filme
Michelle Jeneer coprotagoniza el filme - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace ya cuatro años de aquel momento en el que Emilio Martínez-Lázaro («El otro lado de la cama») apostaba por un cómico sin experiencia en la gran pantalla para protagonizar una comedia que terminaría siendo un fenómeno de masas con más de nueve millones de espectadores en salas: «Ocho apellidos vascos». Ninguno de los dos tenía ni idea del tándem que formarían, lo que sí saben ahora es que quieren continuar subidos en él. Lo hacen con «Miamor perdido», una comedia no tan costumbrista y que poco (o nada) tiene que ver con lo regional. «Afortunadamente», matiza Martínez-Lázaro, inquieto por despegarse de la saga, en el rodaje de la película, en el que ABC estuvo presente. «Lo único que hay es que ella es valenciana y dicen que el gato (Miamor) entiende el valenciano así que le habla en valenciano y él… Lo intenta», comenta.

«Esta película quizás me interesa más que las otras dos porque he participado más. En 'Ocho apellidos vascos' me llegó el guion casi terminado y la secuela, aunque estuve más en medio, no quedó a mi gusto», reflexiona el director. La idea de desarrollar una nueva película en la que poder trabajar de nuevo con Dani Rovira surgió del propio Martínez Lázaro, que quería crear un protagonista inspirado en el cómico. Para ello, encargó un guion a Miguel Esteban y a su hija Clara. «Es mi hija, pero si escribe bien…», comenta entre risas. De esas aportaciones que el director ha surgido una comedia sin tapujos, «de una pareja de verdad». En «Miamor perdido» vemos a dos personas abrumadas por un miedo al compromiso que les aboca a la ruptura. Tras ella, ninguno de ellos quiere renunciar a la custodia del gato. Incluso, recurren a un abogado. Sin embargo, Miamor, cansado de sus discusiones, se escapa.

Dani Rovira con MiAmor
Dani Rovira con MiAmor-ABC

La relación de Olivia (Michelle Jenner) y Mario (Dani Rovira) no es precisamente idílica. «Les gusta... putearse», comenta entre risas Jenner. «Y lo hacen de formas muy ingeniosas», puntualiza Rovira. Ambos, son creativos, aunque de mundos profesionales muy distintos. «Olivia se dedica al teatro de la crueldad: independiente, muy intenso y dramático; pero se cruza con Mario, que hace monólogos», explica Jenner.

Estos detalles hacen que se salga de la línea de la típica historia de amor. «Se juega con los límites de lo políticamente incorrecto. Estamos en un momento social en el que todo tiene que ser correcto, se mira con lupa y andamos todos con pies de plomo. Pues en esta película se desata un poco todo esto porque hay situaciones políticamente incorrectas, hay humor muy negro y por eso me gusta, porque es valiente y se sale de la típica película para todo el mundo que no molesta a nadie. Hay que molestar. Si no molestas a nadie es que algo estás haciendo mal», comenta el actor.

Volverán a revisar los apellidos

Tarde o temprano llegará la tercera entrega de «Ocho apellidos vascos» tal y como asegura Martínez-Lázaro. «Primero tiene que haber un guión que me convenza, pero de momento no ha habido uno que nos haya convencido a Telecinco y a mí». «Habrá que cambiar de tema. No podemos seguir con las regiones, ni irnos y hacer un enfrentamiento entre Murcia y Cartagena. Eso se ha acabado. Habrá una tercera parte con esos personajes, enfrentarlos, y que sea comedia pura», apunta el director.