ES NOTICIA

El Festival de Cannes, como Eurovisión

Pedro Almodóvar ha obtenido diversos premios en Cannes, pero nunca había estado tan cerca, a juzgar por el enorme éxito de público y crítica de «Dolor y gloria», de obtener una Palma de Oro

Almodóvar, junto a Penélope Cruz y Antonio Banderas
Almodóvar, junto a Penélope Cruz y Antonio Banderas - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El Festival de Cannes viene a ser para el cine español lo que el Festival de Eurovisión para la canción española, con la diferencia de que a competir en Cannes no lo invitan siempre. Solo si tiene una película que ofrecer Pedro Almodóvar. A pesar de ello, el cine español ha tenido sus consoladores «Lalalás» en contadas ocasiones, en especial en el apartado de interpretación, como este año en el que Antonio Banderas ha sido premiado por su papel de Pedro Almodóvar.

Para entender el hecho de que «Dolor y gloria», o mejor, que Pedro Almodóvar con «Dolor y gloria» no haya tenido la recompensa que buscaba, es decir, la Palma de Oro, habría que entender primero la elección de un Jurado y su composición. Este año estaba integrado esencialmente por tres cineastas grandes, de primerísima fila, los de mayor éxito en la actualidad: González Iñárritu, que tiene varios Oscar; Pawel Pawlikowski, que además de haber ganado también su Oscar, ha hecho películas como «Ida» o «Cold War», difíciles de superar, y el griego Yorgos Lanthimos, tan cerca de la gloria con su último título, «La Favorita».

Con tres directores con tanta personalidad y en la cima de sus carreras puede entenderse que traten de dejar su impronta en la elección de esa Palma de Oro. De antemano, había otros tres directores con tanta personalidad o más que ellos, Tarantino, Almodóvar y Terrence Malick, que se presentaban este año con sus últimas películas a ganar ese cotizado premio, y cualquiera de ellas, «Érase una vez en… Hollywood», «Dolor y gloria» o «A hidden life», tienen el mármol y la talla suficientes para ganarlo, pero… ¿qué inventa y qué impronta deja un Jurado que premie a Tarantino, Almodóvar o Malick?... Eso está al alcance de cualquiera.

En su afán de inventar y dejar su sello en la 72 edición del Festival de Cannes, el Jurado presidido por Iñárritu, ha convertido en transparentes a tres grandes santones del cine y se ha fijado y concentrado en otros cineastas de escaso renombre. Es cierto que la Palma de Oro al coreano Bong Joon-ho y su película «Parásitos» contienen todos los ingredientes para ser «inventados», pero también lo es que los siguientes premios en importancia del Jurado han sido para directores y películas con mucho menos peso y recorrido, la directora senegalesa Mati Diop, el francés Ladj Ly y el brasileño Kleber Mendoça Filho.

Pedro Almodóvar ha obtenido diversos premios en Cannes, pero nunca había estado tan cerca, a juzgar por el enorme éxito de público y crítica de «Dolor y gloria», de obtener una Palma de Oro para él y para el cine español. Pero habrá que esperar a otra ocasión un gran «Lalalá».