ES NOTICIA

Florian Henckel, director de «La vida de los otros»: «Ahora la dictadura es la corrección política»

El cineasta estrena en España «La sombra del pasado», en la que recorre la Alemania nazi y comunista a través de los ojos de un artista

El pequeño protagonista junta a su tía en la exposición «Arte degenerado» que los nazis organizaron en 1938
El pequeño protagonista junta a su tía en la exposición «Arte degenerado» que los nazis organizaron en 1938
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El escalofrío de un niño ante una obra maestra de Picasso es el chispazo con el que arranca «La sombra del pasado», la tercera película en la filmografía del director de «La vida de los otros». El niño, con los ojos abiertos, como abducido, atiende a las explicaciones de un guía del museo que le advierte de que eso es una aberración. Es 1938, Salzburgo, y la exposición «Arte degenerado» adoctrina a los buenos alemanes de que el arte que no ensalza los valores del Reich no es útil. Pero el pequeño, acompañado de su arrebatadora tía, ya ha decidido que será artista. Lo que no sabe es que esa frase sobre su utilidad le acompañará toda la vida.

Florian Henckel von Donnersmarck, tras probar suerte en Hollywood con «The tourist», regresa de nuevo al pasado de su Alemania natal para revisitar las dictaduras que la asolaron en el siglo XX. Lo hace con una serie de historias y personajes cruzados que van acompañando al artista protagonista desde su infancia a su consagración ya en la adultez.

Es, en realidad, un viaje donde demuestra que los malos siempre están ahí, cambie o no el régimen dictatorial de turno, y que incluso en la libertad de la democracia es muy difícil ser un artista libre. «Él va buscando su voz -desgrana el director- para después contar cómo debe liberarse de sus enemigos, los nazis y los comunistas, y luego de la moda, que ahora es la dictadura de la corrección política». Entre medias, Florian Henckel no despega el foco de cómo sus compatriotas tuvieron que liberarse también de la mentalidad del nazismo y el comunismo hasta llegar al siglo XXI.

Libres en Hollywood

Entre idas y venidas, tragedias familiares y poderosos enemigos, el protagonista, Kurt Barnert, va creándose un nombre en el mundo del arte. Aunque como bien indica el título original del filme, «Obra sin autor», bastante más sugerente que «La sombra del pasado», lo que menos preocupa a sus mecenas a lo largo de las décadas es su trabajo. Y así tratan de vaciar el contenido de su obra en las tres horas que dura el filme. ¿Y Florian Henckel, tras su paso por Hollywood, ha sentido alguna vez el peso de esa «obra sin autor»? «Como artista me siento libre, y ejerzo esa libertad, no pienso en las consecuencias. Aunque sé que si lo hiciera de una determinada manera sería todo más fácil, pero espero encontrar la fuerza para resistir», explica. «La oportunidad de ir a Hollywood (tras ganar el Oscar a mejor película extranjera por «La vida de los otros») ya tenía algo de nostálgico. Sabía que ese Hollywood, pese a rodar con grandes estrellas, desaparecía, era la última oportunidad de hacer algo así porque ahora son todo superhéroes», confiesa.

El cineasta Florian Henckel
El cineasta Florian Henckel