ES NOTICIA

Globos de Oro 2018 Hollywood en femenino: el poder creciente de las mujeres en la meca del cine

Tras el emotivo discurso de Oprah Winfrey, toca poner el foco en las productoras, directoras y actrices más influyentes de la industria

Vídeo: Las mejores frases en los Globos de Oro
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«El tiempo de callar ha acabado. Ya basta [...] A todas las mujeres que escuchen esto les digo que en el horizonte hay un nuevo día. Y cuando llegue ese nuevo día, será gracias a muchísimas grandes mujeres que lucharán por ser los líderes que nos lleven a un tiempo en el que nadie tenga que decir: “Yo también”». La gala más feminista de los Globos de Oro tuvo en el discurso de Oprah Winfrey el momento más pasional de la noche, y avanzó el futuro al que Hollywood parece encaminarse: una industria donde las mujeres tomen el poder. Una meta para la que muchas cineastas llevan años allanando el camino.

En la meca del cine manda el dinero. El dinero es el poder. Y el poder lo ejercen un puñado de mujeres que se amplía cada año, aunque todavía a ritmo lento. Nombres como Amy Pascal, que en 2017 ha producido «Molly’s Game» o «Los archivos del Pentágono», la nueva película de Steven Spielberg. También Reese Witherspoon, que además de protagonizar «Big Little Lies» ejerce como productora ejecutiva de la ganadora del Globo de oro a mejor miniserie. Otras mujeres, como Zhang Wei, presidenta de Alibaba Pictures, Stacey Snider, consejera delegada de 20th Century Fox Film, Nancy Utley, presidenta de Fox Searchlight o Shari Redstone, presidenta de National Amusements (que controla la CBS, Viacom y Paramount Pictures) deciden qué se verá en los cines de todo el mundo. Y no puede faltar Kathleen Kennedy, la poderosa productora de «Star Wars» y presidenta de Lucasfilm.

Entre esos nombres destaca el de Megan Ellison. A sus 31 años, y con apenas cinco de carrera, muchos la comparan con los inicios de Harvey Weinstein, cuando el ahora denostado acosador era un visionario que elegía un talento independiente y lo llevaba hasta el escenario de los Oscar. Sin la parte sórdida y sin las malas prácticas de Weinstein, Megan Ellison ha producido alguna de las películas más valoradas de los últimos años, como «Her» o «The Master», y en 2017 está detrás de «El hilo invisible», de Paul Thomas Anderson y de «Detroit», de Kathryn Bigelow, la primera y única mujer en la historia que ha ganado el Oscar a mejor dirección. Precisamente, desde que recogiera la estatuilla en 2009 por «En tierra hostil», ninguna mujer ha vuelto a estar nominada en la categoría.

Siguen dándose situaciones incomprensibles, como que Greta Gerwig, que dirige «Lady Bird», no estuviera nominada en su categoría pese a que su filme ganó el galardón a mejor película de comedia

Este 2017 fue el año de Patty Jenkins y Gal Gadot, directora y protagonista de «Wonder Woman», la película más taquillera de la historia dirigida por una mujer. También fue el año de Sofia Coppola, que se convirtió en la segunda mujer en ganar el premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes. Un buen año para las mujeres cineastas que, sin embargo, sigue dejando situaciones imcomprensibles como la vivida ayer en los Globos de Oro: Greta Gerwig, que dirige «Lady Bird», no estaba nominada en su categoría pese a que su filme ganó el galardón a mejor película de comedia.

Iconos para el cambio

«The Hollywood Reporter», una de las revistas más influyentes de la meca del cine, elabora cada año dos listas: «Las 100 personas más poderosas de la industria del entretenimiento» y «Las 100 mujeres más poderosas del entretenimiento». La segregación por género sigue presente, aunque sea en forma de ránkings, y parece que todavía hoy es necesario diferenciar a un alto ejecutivo por su sexo. En esa lista, además de nombres de consejeros delegados y productores influyentes, aparecen directoras y actrices que, si bien no deciden hacia donde se mueve el dinero, sí son símbolos para cambiar la industria.

Iconos como Meryl Streep, la persona con más nominaciones a los Oscar, que llegó a enviar cartas firmadas de su puño y letra a congresistas de Estados Unidos para que apoyaran una Ley de Igualdad; o Emma Watson, que en la última marcha de Mujeres en Washington emocionó con un discurso que ha llegado a recitar incluso en la sede de la ONU; o Jane Fonda, que a sus 80 años sigue siendo una activa militante feminista; o Helen Mirren, que pronunció un alegato contra el machismo en la Universidad de Tulane... Y tantas otras actrices comprometidas, como Jennifer Lawrence, Amy Schumer, Jessica Chastain, Emma Stone... Que llevan años reclamando para cobrar lo mismo que sus compañeros de reparto.

Más allá de Oprah

También merece mención especial Shonda Rhimes, la única mujer negra junto con Oprah Winfrey de todos los nombres mencionados. Productora, directora y guionista, la creadora de «Anatomía de Grey», «Cómo defender a un asesino» y «Scandal», que entre todas habrían reportado más de dos mil millones de dólares a la cadena ABC, acaba de ser fichada por Netflix a golpe de talonario: cien millones de dólares por cuatro años.

Directoras, actrices, productoras... Incluso presidentas de grandes multinacionales, todas hacen que la industria del espectáculo más grande del mundo avance. Pese a todo, en la lista de las 100 personas más influyentes de «THR», los cinco primeros puestos los ocupan hombres. La primera mujer, Shari Redstone, aparece en el sexto puesto...Que comparte con el CEO de Viacom, de la que ella es dueña.