ES NOTICIA

«La influencia»: drama, brujería y terror en la «Hereditary» española

La opera prima de Denis Rovira cuenta con «un reparto de mucho nivel» encabezado por Emma Suárez, que debuta en el cine de terror en un largometraje que tiene mucho de sobrenatural

Crítica de «La influencia»: Entre el terror y el horror

Claudia Placer, la niña protagonista, en una secuencia de «La influencia»
Claudia Placer, la niña protagonista, en una secuencia de «La influencia» - SONY
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hasta hoy, los espectadores españoles habían visto a Emma Suárez brillar en casi todas las extensiones del cine. En 1996, ganó el Goya a Mejor Actriz con «El perro del hortelano» de Pilar Miró, que arrasó en aquella edición de los premios. Dos décadas después, en 2016, repitió título por partida doble: ganó el de Mejor Actriz con «Julieta», de Pedro Almodóvar, y el de Mejor Actriz de Reparto por «La próxima piel». La polivalencia de la intérprete es más que evidente, aunque nunca se había prodigado en el género más negro del cine. Hasta ahora, con «La influencia».

Este viernes, llega a los cines la opera prima de Denis Rovira, cuyo elenco encabeza Suárez junto a otros actores de lustre como Manuela Vellés, Alain Hernández y Maggie Civantos. El largometraje, que es difícil no comparar con «Hereditary» –el gran «hit» del pasado año dentro del terror–, es la primera película de miedo dentro de la vasta carrera de Suárez. «Para mí ha sido un descubrimiento. Estoy muy satisfecha de haberme introducido en este mundo, porque sentía la necesidad de saber qué hay detrás de una película de terror», desvela la actriz a ABC. Hace tres décadas, no obstante, recuerda que pasó de puntillas por el género con «La luna negra», de Imanol Uribe, que «navegaba» por el flanco más oscuro del cine. «Aunque “La influencia” es mi primera película así terorrífica. Personalmente, quería afrontar mis miedos, lo necesitaba. Como espectadora y como persona», confiesa Suárez, que en el filme interpreta a una abuela de familia tan siniestra como tenebrosa.

Emma Suárez, en «La influencia»
Emma Suárez, en «La influencia» - SONY

Denis Rovira, un apasionado del cine de terror

En el proceso, no obstante, ha sido fundamental la figura de Rovira, que se estrena en el cine con «La influencia», basada al mismo tiempo en la novela homónima de Ramsey Campbell. «Todos tenemos que compartir nuestros miedos y me sentía muy protegida haciéndolo al lado de Denis», afirma Suárez. No en vano, el cineasta es un gran apasionado del género, que lleva cultivando desde que en 2002 presentó su primer cortometraje, «Ángel». Tras ello, siguió explorando el terror en sus dos siguientes piezas: «Lazarus Taxon» y «El grifo». Ambas fueron premiadas en varios festivales. «El terror es el género con el que me siento más cómodo. Como espectador, he vivido muchos años como fan del género y he ido al Festival de Sitges cada año. “La influencia” es como exponer todo lo que llevaba dentro, y a partir de ahí quiero desarrollar mi carrera desde el terror», afirma el cineasta, que cita «El resplandor», «Babadook» y «La bruja» como tres largometrajes que le han ayudado a construir su primer largometraje. «Son películas que tratan las relaciones humanas y los temores más personales, en los que la amenaza viene desde dentro».

El filme está encabezado por «un reparto de mucho nivel», como lo califica el cineasta. Cuenta la historia de una familia que se muda por obligación a la vivienda de la matriarca, Victoria (Suárez), por la que Nora (Claudia Placer), la hija del matrimonio protagonista (el formado por Alain Hernández y Manuela Vellés) empieza a sentir una especial admiración... que irá más allá de lo terrenal. «El ver a niños haciendo el mal da mucho “yuyu”», señala Hernández, que también se estrena dentro del género con «La influencia». «Me ha venido bien como terapia, porque me daba mucho miedo el cine de terror», afirma. Todo lo contrario que Vellés, que ya se prodigó en él en cintas como «Secuestrados» y «Musa». «Soy muy escéptica para todo lo sobrenatural. Por eso hago estas pelis... porque si no lo fuera, no me atrevería», afirma, al tiempo que destaca los aspectos que a su juicio son los «más poderosos» del largometraje. «Es un terror clásico, a pesar de ser una peli moderna. Nos deja el conflicto de que la figura de una madre pueda suponer el máximo terror, cuando se supone que es quien te tiene que cuidar y proteger. Pero aquí, se convierte en todo lo contrario».

Una nueva vida para el género

Más allá de ello, los protagonistas del filme confían en que sea un éxito y que consiga «reformular» el género. «Sería ideal que se empezase a englobar el terror dentro de los otros géneros, porque siempre parece que está como apartado. Con “Verónica” sucedió y creo que podría pasar lo mismo con “La influencia”, porque tiene todos los ingredientes para triunfar», señala Hernández. «¡Nos encantaría que Íker Jiménez la promocionase!», bromea. «Siempre se habla del drama y la comedia, pero actuar en una película de terror es muy complicado, porque tienes que ser real y verdadero dentro de situaciones que muchas veces son fantásticas y ajenas a nuestras vidas para poder producir emociones en la audiencia. Visualmente, esta película es muy potente», agrega Vellés. Habrá que ver si la taquilla les da la razón y «La influencia» consigue consagrarse como la «Hereditary» española.

Manuela Vellés y Alain Hernández abrazan a Claudia Placer, su «hija» en «La influencia»
Manuela Vellés y Alain Hernández abrazan a Claudia Placer, su «hija» en «La influencia» - SONY