ES NOTICIA

Peores películas 2017 Lo peor del año: diez películas que defraudaron a todos

El regreso de Los vigilantes de la playa, La momia o Liga de la Justicia, entre las peores películas de 2017

Baywatch, una de las peores películas del año 2017
Baywatch, una de las peores películas del año 2017
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque a veces dan el pelotazo en la taquilla, siempre aparece algún blockbuster entre las peores películas del año. Son filmes pensados para amasar fortunas, divertir y distraer al público, pero casi siempre repiten el mismo fallo: en cuanto se examina un poco más a conciencia el guión, la interpretación o la puesta en escena, dejan mucho que desear.

Muchas de ellas cuentan con un reparto de calidad, pero más que proyectos para adornar su filmografía suelen responder a caprichos de los actores o a su deseo de engordar la cuenta bancaria a golpe de talonario con películas poco exigentes, y en algunos casos innecesarias.

La serie «Los vigilantes de la playa» marcó a una generación pero pocos podrán decir lo mismo de la adaptación protagonizada por Zac Efron y Dwayne Johnson («La Roca»). Lo mismo con la serrucción de «La momia», a la que ni Tom Cruise rescata, o el esperado estreno de la «Liga de la Justicia», que se queda por detrás de sus rivales de Marvel.

Estas son las peores películas de 2017 según The Hollywood Reporter:

9/11

«Hay innumerables historias que contar acerca del heroísmo mostrado por las personas el 11 de septiembre. Eso hace que sea aún más desafortunado que Charlie Sheen eligiera su regreso al cine dramático con este execrable thriller sobre cinco personas atrapadas en un ascensor del World Trade Center ese fatídico día. Es una película de desastres barata y terriblemente elaborada que se envuelve en la piedad de uno de los eventos más trágicos de la nación», Frank Scheck.

Valerian y la ciudad de los mil planetas

«Confusa, poco graciosa, indescifrable, indigesta y, en poco tiempo, un excelente sedante; cualquiera que pueda describir claramente lo que ocurre en esta narración en 25 palabras o menos merece un pequeño premio. Debería ser una favorita para los Razzie», Todd McCarthy.

El libro secreto de Henry

«Comienza como una película familiar; bruscamente se convierte en un melodrama de enfermedades terminales; luego se vuelve un extraño thriller con improbables crímenes tramados desde más allá de la tumba, pero no sin antes darnos algo abuso de menores con una niña indefensa y su padrastro, el comisionado de policía», John DeFore.

Geostorm

«Grande, tonta y aburrida, el coguionista de ‘Independence Day’ espera de comenzar una carrera como director con las mismas normas pero olvida varias reglas del juego», John DeFore.

La momia

«Extrañamente fuera de lugar, Cruise aporta poca valentía y aún menos encanto a la película, aunque, para ser justos, su personaje es algo rígido», John DeFore.

El muñeco de nieve

«El elenco no tiene ninguna química en pantalla, gran parte del diálogo parece sacado de un torpe primer borrador y la cansada trama familiar está obstruida con inútiles cabos sueltos», Stephen Dalton.

Liga de la Justicia

«La fatiga, la repetición y un cansado enfoque son las notas clave de este asunto, algo que se nota por la forma en que Ben Affleck, luciendo el traje de murciélago por segunda vez, parece preferir estar en casi cualquier otro lugar. La audiencia sabe cómo se siente», Todd McCarthy.

Baywatch: Los vigilantes de la playa

«Andy Warhol lo entendió mal. No es que todos seamos famosos por 15 minutos; sino que todos los programas de televisión moderadamente exitosos y mediocres, están destinados a renacer como largometrajes», Frank Scheck.

La reina del desierto

«A pesar de que la misión del director es liberar la poesía de su material al excavar lo que ha descrito como una ‘verdad extática’, esta es una epopeya plana y literal que nos sigue hablando de su dimensión espiritual sin generar evidencia de ello», David Rooney.

De vuelta a casa

«El debut como directora de Hallie Meyers-Shyer es también una floja comedia romántica de enredes, un simulacro insípido del confortable alimento cinematográfico que sus padres, Nancy Meyers y Charles Shyer, han estado sirviendo durante las últimas décadas. Plana, mal interpretada y dirigida por un guión que sustituye con ternura tensa el ingenio y el texto, es una larguísima sitcom sin risas», Jon Frosch.