ES NOTICIA

Maribel Verdú, sobre el acoso sexual en el cine español: «Eso se ha dado toda la vida dentro y fuera de la industria»

El reparto de «Ola de crímenes» reflexiona sobre la ola de confesiones que sacude al cine nacional e internacional

Maribel Verdú, durante el rodaje
Maribel Verdú, durante el rodaje - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El escándalo de abusos sexuales de Harvey Weinstein ha hecho que Hollywood por fin hable sin tapujos de un tema que hasta ahora era tabú: el acoso sexual en la industria del cine. No ha dejado a nadie indiferente. Actrices como Angelina Jolie o Cara Delevingne, entre otras, han confesado haber sido víctimas de estos abusos. ¿Ha ocurrido también en la industria cinematográfica española? No solo han hablado las actrices internacionales, Leticia Dolera o Aita Sánchez-Gijón también han contado sus inquietantes testimonios. «Eso se ha dado toda la vida dentro y fuera del cine», dice Maribel Verdú en pleno rodaje de «Ola de crímenes», de la directora Gracia Querejeta. «Como en el periodismo, por ejemplo», comenta Antonio Resines.

Para Gracia Querejeta lo más reprocable radica en los allegados que conocen la situación, pero no la denuncian «como Quentin Tarantino». «Hay mucho terror entorno a denunciarlo por si te despiden, por si te dejan de lado, porque te juzguen...», reflexiona la directora de «Ola de crímenes», «tanto si eres víctima como si no». «Miramax era una productora muy importante tanto para el cine independiente americano como para el europeo, por eso había tanto miedo a hablar», continúa. No es fácil enfrentarse a un gigante.

En pleno rodaje

Junto a Maribel Verdú, Luis Tosar, Paula Echevarría, Juana Acosta, Raúl Arévalo, Antonio Resines y Raúl Peña completan el reparto, junto a los jóvenes talentos Asier Ricarte y Miguel Bernardeu que están bajos las órdenes de Gracia Querejeta. La historia, que llegará a las pantallas en 2018, trata sobre una ama de casa divorciada cuyo hijo adolescente mata a su padre en un arrebato y ella hace lo imposible por ocultarlo, desatando a su pesar una caótica ola de crímenes en Bilbao. Mientras, la nueva esposa del difunto trata de ocultar la trama de corrupción en la que se movían.