ES NOTICIA
Le Mans '66

El motivo por el que la familia Ford reniega de la última película de Christian Bale

El hijo de Henry Ford II ha asegurado que ni siquiera irá a verla

Fotograma de la película «Le Mans '66»
Fotograma de la película «Le Mans '66»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Le Mans '66» (Ford v Ferrari) cuenta el histórico encargo que Henry Ford II y Lee Iacoccale hicieron a un equipo americano de ingenieros y diseñadores, liderados por el visionario automovilístico Carroll Shelby (Matt Damon) y su conductor británico Ken Miles (Christian Bale), para construir desde cero un nuevo automóvil que acabara con el dominio de Ferrari en el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966.

El filme, dirigido por James Mangold («Girl, Interrupted», «Logan»), narra así la batalla en la década de los años sesenta del siglo pasado del fabricante Ford para doblegar a la italiana Ferrari en la histórica carrera francesa.

Después de su proyección en el Festival de Toronto, donde la cinta de James Mangold se ha ganado la ovación del público, que la ha calificado como un drama «a la antigua usanza», son ya muchas las voces que piden al menos una nominación al Oscar para Christian Bale.

Aunque la película retrata la gran gesta de Ford en Le Mans, una de las carreras automovilísticas más importantes del mundo, quienes no la verán son los herederos del magnate, que se han quejado de cómo el filme tergiversa el pasado para dar mayor épica y dramatismo a la historia.

Lo que parece haber gustado menos es la mala baba del rol de Henry Ford II, interpretado por Tracy Letts, a quien se representa como una figura egoísta y cobarde, sobre todo en una escena concreta del filme, en la que el ejecutivo sale aterrado de una prueba con el GT40 –que ganó en las 24 horas de Le Mans cuatro años consecutivos–, incapaz incluso de contener el llanto.

No es de extrañar que su hijo, Edsel Ford II, haya dicho en Twitter que, además de que Letts no representa para nada a su padre, tampoco irá a ver la película: «Sobre la base del tráiler, creo que no iré. Yo estuve en Le Mans en 1966».