ES NOTICIA

El número de espectadores de cine en España cae casi un diez por ciento en una década

Pese al descalabro, los datos son positivos en cuanto a la recaudación y al número de entradas compradas por habitante respecto a la media de la UE

Colas para entrar al Cine Palafox, en Madrid, en una imagen de archivo de 2017
Colas para entrar al Cine Palafox, en Madrid, en una imagen de archivo de 2017 - J. R. Ladra
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

España ha perdido 622 salas de cine en una década (15 %), un centenar de ellas sólo en el último año, según el informe «Las salas de cine. Datos y cifras», presentado hoy en rueda de prensa por la federación española de exhibidores cinematográficos (FECE). Además, se ha informado de que la afluencia de espectadores se ha reducido un 9,3 % en diez años, al pasar de 107,8 millones en 2008 a 97,7 millones el año pasado; y un 2,1% en el último año (99,8 millones de espectadores en 2017).

El dossier de FECE, correspondiente a 2018, recoge un registro de 3.518 salas o pantallas, frente a las 3.618 que había en 2017 y las 4.140 de 2008, según datos oficiales del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA).

Pese a la caída de espectadores, el impacto en la taquilla no ha sido tan agresivo. La recaudación ha disminuido un 5,4 % desde 2008, al pasar de 619,3 millones de euros a 585,7 millones en 2018, y un 2,1 % en el último año (99,8 millones de euros en 2017).

El presidente de FECE, Juan Ramón Fabra, ha atribuido esta caída a la crisis económica, la subida del IVA, la pérdida de poder adquisitivo del ciudadano y el impacto de la piratería, pero ha dado por superada esa etapa. «Ha sido un proceso muy duro, pero es una etapa superada y ahora esperamos cobrar nuevo impulso», ha dicho.

Inversión de los empresarios

A ello hay que añadir, ha recordado, el esfuerzo invertido por parte de los empresarios cinematográficos en la digitalización de las salas, un proceso al que se han destinado más de 230 millones de euros y que ha concluido ya en el 94,3% de los cines.

El informe de los exhibidores también incluye una encuesta que desmonta ideas preconcebidas como que el uso de plataformas de vídeo bajo demanda vaya en detrimento de la asistencia al cine o que los jóvenes no van al cine.

Según los datos recabados, los menores de 25 años son los que van al cine con mayor frecuencia (7,4 de cada 10 encuestados van al menos una vez al mes) y al mismo tiempo quienes más utilizan las plataformas: un 80 % lo hace, para ver mayoritariamente series (48 %), películas (7 %) o ambas cosas por igual (45 %).

Consumo por edades y plataformas

A medida que sube la edad, el uso de plataformas se reduce hasta casi la mitad; entre los mayores de 50 las utiliza un 46 %, mientras que en esa misma franja 7,3 de cada 10 van al cine al menos una vez al mes.

En total, sólo algo más de la mitad de los españoles (54 %) dicen asistir al cine al menos una vez al año. De éstos, la mitad (51,2 %) van al menos una vez al mes, mientras que el porcentaje de asiduos que acude cada semana cae hasta el 9,9 %. En cuanto a las plataformas, su nivel de penetración general es del 67 % -para ver series (46 %), películas (9 %) o series y películas (45 %)-.

Si se compara la frecuencia de asistencia al cine con otros países de la UE, España ocupa el tercer lugar. La clasificación la encabeza Francia (200,5 millones de entradas vendidas en 2018, 3,2 por habitante), seguida de Reino Unido (177 millones de entradas, 2,7 por habitante), que es el único país donde la afluencia al cine aumentó el año pasado, en concreto un 3,8 %.

Las 97,7 millones de entradas vendidas en España suponen una frecuencia de 2,1 entradas por habitante. Detrás se sitúan Italia (85,9 millones de entradas, 1,4 por habitante) y Alemania (105,4 millones de entradas, 1,3 por habitante).

En cuanto al precio medio de la entrada, según FECE, España es el país más barato, con 5,99 euros. La entrada más cara, en Alemania (8,53 euros), seguida de Reino Unido (8,21 euros), Francia (6,58) e Italia (6,47). Pero nuestro país también va a la cola en cuanto a la cuota de mercado del cine nacional respecto al extranjero, que fue del 17,5 %. A la cabeza, Reino Unido (44,8%), seguido de Francia (39,3%), Alemania (23,5%) e Italia (23%).