ES NOTICIA
National Board of Review

«Verano 1993» inicia la carrera hacia el Oscar como una de las cinco mejores películas del año para la NBR

Compite en su categoría, mejor película extranjera, con «Una mujer fantástica», «Frantz», «Sin amor» y «The Square»

El equipo de Verano 1993 con Carla Simón, su directora, en el centro
El equipo de Verano 1993 con Carla Simón, su directora, en el centro
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Verano 1993», la ópera prima de Carla Simón que representará a España en los Oscar, ha sido elegida como una de las cinco mejores películas en lengua extranjera por la National Board of Review (NBR). La prestigiosa asociación fundada en 1908 en la que cineastas, académicos y profesionales de la industria cinematográfica eligen cada año a los mejores títulos ha valorado la cinta española, lo que hace que suba enteros en sus posibilidades de colarse entre las finalistas que compitan por la estatuilla más preciada de Hollywood.

Este reconocimiento llega días después de que Carla Simón estuviera en Hollywood para «hacer campaña» por su película, algo habitual en aquellos lares si quieres triunfar. En Beverly Hill concedió varias entrevistas. En una de ellas, a Efe, Carla Simón (Barcelona, 1986) no escondía su fascinación y sorpresa por encontrarse en la carrera hacia el Óscar. «Es un milagro todo lo que está pasando. Es una película muy pequeña y yo en mi vida pensé que estaría aquí hablando de los Óscar», confesó.

La cineasta ha expuesto las dificultades que afronta una cinta para colarse finalmente en la gran gala del cine y competir por la estatuilla a la mejor película en habla no inglesa, especialmente si tiene enfrente a precandidatos de la talla de Michael Haneke o Angelina Jolie. «Claro, cuando ves todo eso, piensas: 'Si yo hace cuatro días estaba en mi pueblo rodando la película...' Yo lo veo muy difícil, pero, bueno, aun así es una aventura», indicó sin perder la sonrisa.

Todo lo cambia la palabra «Oscar»

«Verano 1993» se estrenará próximamente en Estados Unidos, pero antes Simón y su equipo conocerán de primera mano la enorme maquinaria que se mueve alrededor de Hollywood y los Oscar. La directora ha señalado que no era consciente del «poder que tiene la palabra Oscar» y cómo cambia todo cuando su nombre, el de una directora debutante, aparece relacionado con los reconocimientos más importantes de la gran pantalla.

«Era algo a lo que nunca en mi vida había aspirado. Me parecía una experiencia muy surrealista. Y cuando salió escogida (como precandidata española) de repente la taquilla se acercó a como funciona el fin de semana del estreno. Yo estaba como que no me lo podía creer. La gente que no conoce mucho el cine sí conoce la palabra Oscar», ha agregado.

«Verano 1993» es uno de los 92 largometrajes presentados por países de todo el mundo para los Oscar, de los cuales saldrá una primera selección de nueve películas a mediados de diciembre. Cientos de académicos eligen seis de esas cintas, mientras que un comité de la institución agrega tres más.

Por último, las cinco películas finalistas se conocerán el 23 de enero, cuando se anuncian todas las candidaturas para los Oscar.

Simón ha admitido que en todo este proceso influye mucho la suerte, por ejemplo a la hora de que una película caiga en gracia o no a un grupo determinado de académicos, y ha contado que en Los Ángeles ya ha participado en proyecciones oficiales de «Verano 1993» con miembros de la Academia.