ES NOTICIA

¿Es realmente Viola Davis «la Meryl Streep negra»?

La intérprete, ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto en 2017 por «Fences», se comparó con Streep hace solo unos días

Viola Davis, en una imagen reciente
Viola Davis, en una imagen reciente - REUTERS
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La pasada semana, la actriz de raza negra Viola Davis le echó leña al fuego a la industria cinematrográfica. Se autoproclamó como «la Meryl Streep negra» y exigió un mayor reconocimiento y un salario más alto para el colectivo afroamericano y desató la polémica.

Sin embargo, en algunos colectivos no han sentado nada bien los comentarios de Davis. No porque exija unas condiciones mayores para la gente de raza negra –algo merecido y necesario a todas luces–, sino por su osadía al compararse con Streep. Y es que, a pesar de que la intérprete dijo que era «la gente» quién le ponía al mismo nivel que la protagonista de «La decisión de Sophie», «Kramer vs. Kramer», «El Diablo viste de Prada», «Los puentes de Madison» o «La dama de hierro», lo cierto es que poco tiene que ver la una con la otra.

Principalmente, porque Meryl Streep es, para la gran mayoría de «lobbys», la mejor actriz de la historia. Así lo refleja el prestigioso portal IMDb, especializado en cine y que ubica a Streep como la mejor intérprete de todos los tiempos. A Davis, por su parte, no la incluye ni entre las cien mejores. Ni tampoco por delante de otras actrices negras de mucho prestigio, como el icono del «blaxploitation» Pam Grier (protagonista también de la tarantiniana «Jackie Brown»), Whoopi Goldberg, Halle Berry o la oscarizada Lupita Nyong’o.

Otras actrices negras de éxito

Cierto es que, como ella misma refiere, Davis tiene «un Oscar, un Emmy y dos Tonys» y ha «trabajado en Broadway, en televisión y cine». Pero nada tienen que envidiarle las intérpretes negras previamente mencionadas. Nyong’o, como Davis en «Fences» (2017), también ganó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto en 2014, por su papel en «Doce años de esclavitud». Igual que se lo llevaron otras intérpretes de color, como Octavia Spencer («Criadas y señoras») en 2012; Mo’Nique («Precious») en 2010 o Goldberg en 1991 («Ghost»). La primera de ellas en ganarlo, en 1940, había sido Hattie McDaniel por su papel de Mammy, la criada de su «señorita Escarlata» en «Lo que el viento se llevó».

Halle Berry, sin ir más lejos, ganó el Oscar a Mejor Actriz (que no de reparto) en 2001 por «Monster’s Ball». Y no se le escuchó decir que era «la Meryl Streep negra». Al Oscar a Mejor Actriz, todo sea dicho, estuvo nominada Davis en 2012 por «Criadas y señoras». En 2009, había recibido su primera nominación a los Oscar: a Mejor Actriz de Reparto por «La duda». Aunque no ganó ninguno de los dos.

La intérprete cuenta en su filmografía la nada desdeñable cifra de 78 títulos, entre series y películas. Aparte de ello, es un icono teatral y, sin duda, una de las actrices de referencia del panorama audiovisual, donde también protagoniza la serie «Cómo defender a un asesino». Pero Streep ha aparecido en 82 títulos y ha sido nominada nada menos que en 21 ocasiones a los Oscar. De ellas, ha ganado tres (Mejor Actriz de Reparto en «Kramer vs. Kramer» en 1979 y Mejor Actriz por «La decisión de Sophie» en 1982 y «La dama de hierro» en 2012). A ellos podría sumarse uno más en las próximas semanas, pues está nominada a Mejor Actriz por «Los archivos del Pentágono».

La comunidad negra cuenta con actores de primerísimo nivel, algunos de ellos de los mejores que ha dado el cine en todos los tiempos. Morgan Freeman, Samuel L. Jackson, Denzel Washington, Will Smith, Jamie Foxx, Michael B. Jordan y las actrices arriba mencionadas son claros ejemplos del talento del cine afroamericano, personificado también en Viola Davis, no cabe duda. Pero Meryl Streep es mucha Meryl Streep.