ES NOTICIA

«Vosotros sois mi película» El gran troleo de Wismichu: «Ha merecido la pena»

El youtuber presenta en el Festival de Cine de Málaga «Vosotros sois mi película» (Carlo Pardial). El documental relata el proceso de creación de una falsa película que llegó a presentarse en Sitges

Wismichu, en «Vosotros sois mi película»
Wismichu, en «Vosotros sois mi película»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace cinco meses que a Wismichu se le atragantó su «Bocadillo»: «No fui capaz de quedarme. Sentí que los que estaban ahí no se merecían lo que le iba a hacer». El pasado 12 de octubre, el festival de Sitges acogía la primera proyección de un largometraje dirigido por un youtuber, Ismael Prego. No tenía experiencia cinematográfica, pero contaba con unos tantos millones de seguidores (actualmente 8,3 millones) en su canal de YouTube. «Queremos abrir las puertas a nuevos talentos», dijo Ángel Salas antes de la proyección. Querían marcar un antes y un después en la relación entre esta plataforma y el cine. Y lo hicieron, aunque no de la manera que esperaban. «Aún sigo sin saber si Ángel vio o no la película antes de proyectarla y creo que prefiero morir sin saberlo», confiesa Prego en la céntrica terraza malagueña del AC Málaga Palacio.

Se habían proyectado apenas unos minutos de metraje de «Bocadillo» cuando la sala comenzó a silbar y a aplaudir la película. «¿Pero cómo se pueden estar aplaudiendo eso?», se preguntó Prego en ese momento. Se trataba de un sketch que el propio Wismichu ya había hecho anteriormente, «pero solo se soporta unos dos o tres minutos». Fueron más allá y grabaron 65 minutos de un falso bucle en el que Wismichu intentaba pedir un bocadillo vegetal, pero le resultaba imposible. Se llegó a corear en la sala «Wismichu, cabrón, devuélveme el dinero», mientras el youtuber intentaba no venirse abajo reuniendo a sus personas más cercanas.

Wismichu ya respira tranquilo. El Festival de Málaga ha proyectado el documental «Vosotros sois mi película», dirigido por Carlo Pardial que sigue a Wismichu antes, durante y después de este «troleo a gran escala». Pese a los nervios que le invadían antes de que comenzara la proyección, todo ha salido bien. No ha habido pitos en el pase. Isma, incluso, se ha atrevido a decir que «ha merecido la pena». «Nos ha salido bien, sí; pero si nos hubiese salido mal no hubiese pasado nada. Seguiría teniendo a mis amigos (y reparto de "Bocadillo"). Ellos son lo mejor que me ha dado YouTube», aseguraba en la rueda de prensa. Lo que se le ha olvidado comentar, y probablemente no veremos porque el documental ya está terminado, son las lágrimas que se le han caído al ver que la tormenta «Bocadillo» llega a su fin.

¿Crees que has conseguido trasladar el mensaje que querías o la gente se quedará con el troleo de «Bocadillo»? «Ni siquiera me había planteado que esa opción pudiera pasar, pero no creo, o no espero, que suceda. Hay muchos de mis seguidores que ahora, con el tiempo, me han agradecido estar presentes en Sitges porque dicen que han vivido algo único», contó sorprendido y agradecido en el Festival de Cine de Málaga. Mientras juguetea con sus anillos, Prego confiesa que no está tan nervioso como con la proyección de «Bocadillo», «pero es que me he desentendido mucho de la parte técnica desde entonces. Fue demasiada presión».

El nuevo mito de la caverna

«Bocadillo» solo era un cebo para dejar claros tres conceptos a través de algo más grande, del documental «Vosotros sois mi película», que se ha estrenado hoy en el festival de Málaga y que se podrá ver desde el 31 de marzo en el canal Flooxer de Atresmedia. «Actualmente valen más los números que el talento. Nos pusieron en bandeja el hecho de venderla sin haberla visto por el mero hecho de ser quien soy y no por el talento que pudiese tener. (...) Por no hablar de que la gente se cree cualquier cosa que lea en la Red o de que hay muchísimos prejuicios con los creadores nativos de internet. Mucho antes de subir el tráiler de la película ya había mucha gente criticándola por el mero hecho de ser la película de un youtuber», explicó en uno de sus videoblogs tras la proyección del filme «bucle» en Sitges.

«Vosotros sois mi película» ya presentada y la tormenta «Bocadillo» pasada, pero parece que Wismichu no se plantea un segundo asalto. «Me voy a dedicar a subir vídeos a mi canal tranquilamente. Ya hemos terminado con la película y hace unos meses que también terminé con el cómic. De momento, quiero pasar un año tranquilo», confiesa. Lo hará con la medalla de haber conseguido crear la película más vista del año (o eso dicen). «Bocadillo» contó con 4,5 millones de visionados en YouTube; mientras que «Campeones», de Javier Fesser, la película española más vista en 2018, vendió 3,3 millones de entradas (aunque a estas habría que sumarle las visualizaciones en las plataformas).