ES NOTICIA

«Ana y el apocalipsis» ¿Qué pasaría si a Zac Efron le mordiera un zombie? Los secretos del sangriento musical de los no muertos

El director John McPhail «mancha» el género musical con zombis, Navidad y adolescentes

Ella Hunt protagoniza el filme «Ana y el apocalipsis»
Ella Hunt protagoniza el filme «Ana y el apocalipsis» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La película de John McPhail, «Ana y el apocalipsis», no es la típica que uno espera ver en la cartelera. La cinta, que llegó este viernes a las salas de cine españolas, está basada en el cortometraje llamado «Zombie Musical», de Ryan McHenry, que falleció tristemente en 2015 y no pudo llevarlo a la gran pantalla. Su sustituto fue John McPhail, fan acérrimo del cine de género y que ha hecho el filme «a su gusto». «Es mi reparto, mi equipo… No siento que sea de otra persona. Lo único que hemos mantenido es esa idea que surge de la pregunta: ¿Qué pasaría si a Zac Efron le mordiera un zombie? Pues aquí tenemos la respuesta», comenta McPhail; sin embargo, el zombie que él querría ver es el de Arnold Schwarzenegger.

Si espera que en «Ana y el apocalipsis» le expliquen (una vez más) cómo se desencadena un apocalipsis zombie, esta no es su película. «Todo el mundo ha visto en algún momento una película de zombies, estoy seguro; aunque sean las más clásicas –como «La noche de los muertos vivientes»– en las que aparecen como esclavos y solo gritan: “¡Cerebros, cerebros!”». De hecho, tendrá que esperar para ver el primer zombie. «Quería que el espectador se encariñarse primero con los personajes», dice con una mirada macabra. Pero ¿sobrevivirán? «En una invasión así no puedes simpatizar realmente con nadie», añade.

Su mayor miedo era, como la película de Sofia Coppola, «“Lost in translation”, que al verse en un idioma distinto al español no se entendiera». Sin embargo, durante la pasada edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges y en la proyección que ofrecieron en Madrid el pasado lunes, entendió que el idioma no es una barrera para entender la película. «Hubo reacciones de todo tipo. Había quien gritaba de emoción con la sangre y había otros que se tapaban la cara», recuerda emocionado el director.

«Ana y el apocalipsis» intenta hacer justicia a los personajes femeninos dejando un mensaje claro: «Las chicas también patean culos», asegura McPhail, quien asegura tener un plan de escape en caso de invasión zombie desde que tenía diez años. «Pero tampoco tienen por qué enamorarse. Incluimos tramas de romance, pero ninguna llega hasta el final. Es cierto que su mejor amigo está enamorado de ella, pero no está a su lado por eso. No está esperando a que le corresponda. Pueden ser simplemente amigos, sin presiones».

Evolución del género

Primero fueron los vampiros, después los zombies y ahora los superhérores. O eso dicen. Las películas de terror siempre han contado con un subgénero dedicado a esta terrorífica criatura, que en algún filme también nos hace reír. «Son muchas las películas de zombies que son comedias. «Zombie Party» y «Zombieland» son solo dos ejemplos», comenta el director. «Lo tienen todo: te asustan, pero también te emocionan y, de paso, sueltas alguna carcajada». Sin embargo, ya no nos mofamos de lo mal hechos que están las criaturas. «Obviamente sí que está evolucionando el género. Aun así, creo más en los efectos de cámara que en los efectos especiales porque al final este tipo de películas suelen ser independientes y/o no contar con mucho presupuesto, y también porque los seguidores de este género más que ver efectos especiales lo quieren ver el “gore”».