ES NOTICIA

Sevilla acogió la presentación de «Entrelobos», de Gerardo Olivares

Los actores que han participado en la película, junto al director Gerardo Olivares, en el centro - ROCÍO RUZ
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

A una semana de su estreno nacional, Sevilla acogió ayer la presentación de la película «Entrelobos», aunque por un fallo técnico la prensa verá hoy la película. En todo caso, ayer asistieron a esta premiere el director Gerardo Olivares y una buena representación de los actores protagonistas: Sancho Gracia, Carlos Bardem, Luisa Martín, Antonio Dechent, José Chaves y Manuel Camacho. También acudió el autor de la novela en la que se inspira el filme, Gabriel Janer Manila.

«Entrelobos» es la primera película española que cuenta con una unidad de naturaleza que ha sido comandada por Joaquín Gutiérrez Acha, uno de los mejores cineastas de naturaleza del mundo y el primer productor y director español en realizar documentales para National Geographic.

Pero por encima de todo eso, se trata de una película de aventuras que narra cómo Marcos Rodríguez Pantoja sobrevivió durante 13 años en Sierra Morena con la única compañía de animales como lobos o serpientes. Para hacer un retrato fiel de esta historia verídica se rodó en el Parque Natural de Cardeña, el único en España en el que se pueden encontrar tres especies en peligro de extinción: el lobo ibérico, el lince y el águila imperial.

Las cuatro estaciones

Gerardo Olivares destacó el hecho de que se hubiera rodado en parajes naturales durante las cuatro estaciones del año, para mostrar la sensación del paso del tiempo, además reconoció que no tuvo problemas para trabajar con animales y con el niño Manuel Camacho, que fue elegido entre un casting de más de 200 niños para encarnar al personaje de Marcos cuando era pequeño.

Por su parte, el actor Carlos Bardem admitió que «es una película maravillosa de aventuras, como un western», además añadió que Gerardo Olivares «ha puesto las imágenes al servicio de la ficción», y añadió que «los animales que participaron en el rodaje eran como actores e interactuaron perfectamente con los seres humanos».

Se da la anécdota de que durante el proceso de filmación, el propio Marcos Rodríguez Pantoja fue a visitar al equipo de rodaje. Para asombro de los allí presentes, pudieron comprobar cómo los animales se acercaban a él sin problemas. Según Gabriel Janer, «aunque Marcos se tuvo que abangonar el bosque cuando tenía 19 años, pero el bosque no ha salido de él ya que pasó allí los años».