ES NOTICIA

The Handmaid's Tale La verdadera revolución de «El cuento de la criada»

Sabemos que Gilead saltará por los aires de un momento a otro, pero desconocemos quién será la verdadera artífice de la revuelta

June (Elisabeth Moss)
June (Elisabeth Moss)
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[Atención. Este artículo contiene spoilers de la tercera temporada de «El cuento de la criada»]

El estreno de la tercera temporada de «El cuento de la criada» ha dejado ya alguna que otra enseñanza tras la emisión de sus tres primeros capítulos. La primera y la más importante es que un personaje secundario puede adquirir mayor relevancia que el protagonista e incluso, por qué no, eclipsar la mayor parte de sus tramas. La serie basada en la novela de Margaret Atwood es la historia de June (Elisabeth Moss), la criada sometida, vejada y atrapada en las fauces de la República de Gilead, de la que la mera idea de escapar va más allá de lo imposible. Es, también, (y cada vez más) la historia de Serena Joy (Yvonne Strahovsky), quien, desde la segunda temporada de la ficción de Hulu, explora su propia revolución y amenaza con convertirse en el verdadero arma que podría hacer saltar Gilead por los aires.

Yvonne Strahovski bien merece un Emmy esta temporada por su contribución al personaje de Serena. La esposa del comandante fue una de las artífices intelectuales de la República de Gilead, una sociedad patriarcal donde las mujeres, ciudadanas de segunda categoría, deben someterse a la autoridad masculina. Serena, parte fundamental del germen de esta distopia, escritora reputada y conferenciante en universidades y distintos foros, es hoy una esposa abnegada y eclipsada por el comandante Fred Waterford (Joseph Fiennes) ciertamente mediocre pero con gran poder de decisión en el ámbito político y social en esta nueva realidad opresiva. Serena, que ayudó a construir el régimen que ahora constriñe sus libertades, renunció de buen grado a su faceta más intelectual para transformarse en una esposa y madre abnegada, un sueño, este, que saltó por los aires tras el final de la segunda temporada, cuando la esposa permitió que June se llevara a Nicole.

Serena Joy
Serena Joy -

La mujer de Waterford, que ha empezado a ser consciente de que todo aquello por lo que luchó no le ha reportado beneficio alguno, se ve a sí misma como figura de relleno en el puzzle de Gilead, que cultiva la cultura de la violación y la esclavitud y ejecuta a quien se rebele contra los preceptos dictados. Sin desmerecer el sufrimiento de June, que continúa en una lucha eterna por dinamitar Gilead y salvar a su hija de ese sistema opresor, Serena Joy es una de las grandes perdedoras de «El cuento de la criada», donde se erigió como villana en la primera tanda de capítulos. Sin victimizarla en exceso — no olvidemos que, pese a todo, sigue siendo una de las «malas» de la serie — Bruce Miller nos está dejando ver por momentos el arrepentimiento de Serena o, al menos, esa lucha interna a través de la cual intenta comprender por qué el mundo que ideo no funciona como ella pensaba.

Otra de las enseñanzas que nos trae la emisión de esta tercera tanda de capítulos es la demostración palpable de que una buena banda sonora puede tener la misma importancia que cualquier otro protagonista en la trama. Ya es habitual que la serie de Miller acompañe los momentos más importantes de sus capítulos con canciones significativas. El momento crucial del episodio 3x01 de «El cuento de la criada» es, sin duda, el incendio en casa de los Waterford. Serena, desolada por la pérdida de Nicole, ha decidido prender fuego a ese santuario en el que un día gobernó a marthas y criadas con mano de hierro.

El tema musical que acompaña el momento culmen es «I don´ like Mondays», de The Boomtown Rats, que sostiene una de los momentos más significativos de la serie y preludio de lo que nos esperará en los siguientes capítulos. Serena, quien prende fuego a la cama en la que se producían las violaciones, reduce la casa de los Waterford a cenizas. Es el inicio de la revolución de las criadas, de las marthas, y la suya propia. La casa es un claro símbolo de un pasado al que Serena no está dispuesta a volver.

El comandante Lawrence también será, a tenor de lo ya visto en los primeros episodios, uno de los pilares sobre los que se sustentará la nueva temporada de la serie de Hulu. En cuanto a June, da la sensación de que la protagonista vive atrapada en un permanente callejón sin salida: un paso hacia adelante, tres pasos hacia atrás. Corre el riesgo «El cuento de la criada» de cansar al espectador si en ningún momento culmina las expectativas del personaje principal y no compensa sus constantes esfuerzos por destruir Gilead. De algo, al menos, sí podemos estar seguros: comienza el matriarcado.