ES NOTICIA

Ni drogas, violencia o sexo gratuito: las estrictas líneas rojas de las series y películas de Apple

Un artículo de «The Wall Street Journal» justifica el retraso del servicio de streaming de la compañía en los miramientos de su director ejecutivo, Tim Cook, firme en su decisión de garantizar la «responsabilidad moral» de la empresa. Ya lo dijo en su día Steve Jobs: «Quienes quieran porno, pueden comprarse un Android»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Mientras que HBO, Netflix o Amazon juegan con la provocación, mostrando lo que a otros les da apuro revelar, Apple opta por la estrategia opuesta. En medio de la vorágine de plataformas que se han lanzado los últimos años al mercado, ya no es innovador enseñar todo, más bien lo contrario.

O eso han pensado los responsables del previsible lanzamiento del servicio de streaming de Apple, estancado por el momento, que lejos de atraer al público gracias a unos contenidos valientes y sin tapujos, pretendería optar por cierto puritanismo evitando mostrar «sexo gratuito, blasfemia o violencia». Sería su estrategia para hacer frente a la mastodóntica competencia, desmarcándose de la dirección del mercado para ofertar una oferta más conservadora, acordes a la imagen «sana» que la compañía de la manzana ha proyectado desde sus inicios.

Al menos eso es lo que se desprende de un artículo de «The Wall Street Journal», que justifica la cancelación de «Vital Signs», una serie sobre la vida del rapero Dr. Dre, en los miramientos del director ejecutivo de Apple, Tim Cook, para quien el exceso de drogas, sexo y violencia del biopic sería excesivo e innecesario.

«Es demasiado violento», aseguran desde el medio estadounidense que le ha dicho Cook a Jimmy Iovine, responsable de Apple Music, firme en su decisión de garantizar la «responsabilidad moral» con la que está comprometida la compañía estadounidense.

Para evitar ese camino, habrían decidido, siempre según «The Wall Street Journal», jugar otras bazas, haciendo suya la máxima con la que en su día Steve Jobs, durante el lanzamiento del iPhone OS 4, justificó la razón por la que el App Store no incluiría aplicaciones sin firma: «Hay una tienda de porno en Android. Puedes descargarte todo el porno que quieras. Puedes descargar porno, tus hijos pueden descargar porno. Ese es un lugar al que no queremos ir, así que no vamos a ir allí», respondió Jobs a una periodista.

Básicamente, la intención del servicio de streaming de Apple, que podría llamarse Apple Video, continuaría ese legado de «responsabilidad moral», ofreciendo series y películas acordes a su forma de trabajar, algo que justificaría, según la publicación estadounidense, la demora en su lanzamiento y el retraso en su oferta.

Pese a las estrictas líneas rojas de la compañía de la manzana, la estrategia de Cook pasa también por un enfoque global y atractivo, en el que tienen cabida nombres como Jennifer Aniston o Reese Witherspoon pero no sus productores. Según esta información, se habría reemplazado a los productores de la serie dramática que contaba con las mediáticas actrices como protagonistas, pero también a los del reboot de «Amazing Series», la ficción que prepara Steven Spielberg, supuestamente por la falta de entendimiento entre ellos y Apple.