ES NOTICIA

Élite La grave enfermedad que podría sufrir un protagonista de «Élite» en la tercera temporada

Uno de los personajes más queridos por la audiencia de la serie de Netflix podría sufrir «una dolencia degenerativa» en la próxima entrega de episodios de la ficción

Polo (Álvaro Rico), Guzmán (Miguel Bernardeau) y Ánder (Arón Piper), en «Élite»
Polo (Álvaro Rico), Guzmán (Miguel Bernardeau) y Ánder (Arón Piper), en «Élite» - IMDb
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[¡Alerta! ¡Este texto contiene «spoilers» acerca de las dos primeras temporadas de «Élite», así como información relevante de cara a la tercera! ¡Lea bajo su propia responsabilidad!]

La segunda temporada de «Élite» llegó el pasado 6 de septiembre a Netflix para poner patas arriba las vidas tanto de sus protagonistas como de los millones de seguidores con los que cuenta la serie en todo el planeta. Al igual que sucedió con la primera, esta segunda entrega de episodios tampoco terminó de resolver el asesinato de Marina (María Pedraza), la trama central sobre la que, de manera directa o indirecta, continúa girando la acción de la ficción adolescente de la plataforma de «streaming».

Aunque ahora todo ha cambiado, pues los alumnos del elitista Colegio Las Encinas ya saben la verdad: que fue Polo (Álvaro Rico) quién mató a la joven, aunque la Policía no lo haya podido probar. Una revelación que fue especialmente impactante para Guzmán (Miguel Bernardeau), mejor amigo del joven y hermano de Marina, pero que Polo, consumido por la culpa, ya le había confesado a Ánder (Arón Piper), su «otro» mejor amigo y a su vez, íntimo también de Guzmán.

La acción de «Élite» ha puesto bastante su foco esta última temporada en la historia de Ánder, que ha sido en esta tanda de capítulos cuando ha terminado de abrirse a su homosexualidad y a su amor con Omar (Omar Ayuso). El joven, además, tuvo que cargar con la confesión de Polo, que en más de una ocasión pensó en contar a Guzmán. Pero a pesar de las dudas y de su reticencia a hacerlo, supo guardar el secreto de su amigo, lo que, parece ser, le ha acabado por costar su amistad con Guzmán.

La historia de Ánder, sin embargo, podría sufrir un giro radical en la tercera entrega de la ficción, que llegará a la plataforma a lo largo de 2020, pues todo parece indicar que el joven podría sufrir una grave enfermedad en la próxima temporada. Tal y como publica «Élite Brasil» en Twitter, Netflix Latinoamérica habría confirmado en Instagram que Ander sufrirá «una dolencia degenerativa» en la tercera tanda de capítulos de «Élite». La misma cuenta, además, expone que el protagonista podría sufrir «cáncer».

Sucesión de pistas

Desde luego, hay varias evidencias que apuntan a que el personaje podría sufrir un problema de salud serio. En el octavo y último episodio de la segunda temporada, Ánder se desmaya una noche mientras baila en una noche de fiesta. Algo que podría achacarse al consumo de alcohol durante la velada, aunque no hay que olvidar que, a la mañana siguiente, tras una discusión con Omar, el joven comienza a sangrar por la nariz, mientras está sentado en la cama. Algo en lo que muchos espectadores no repararon, pero que podría ser clave para comprender esta presunta enfermedad del personaje. Más allá de ello, y con el rodaje de la temporada tres en marcha desde hace varias semanas, el actor Arón Piper, que interpreta a Ánder, se rapó la cabeza por completo a principios del pasado mes de agosto, quizá porque la historia de su personaje así se lo demande si tiene que someterse a algún tipo de tratamiento.

Una sucesión de acontecimientos, los relativos a Ánder y al actor, que podrían derivar en la mencionada enfermedad del personaje, uno de los favoritos entre el público de «Élite». No hay que olvidar, además, que Guzmán dejó claras sus intenciones de no volver a saber de Ánder en la última conversación que tuvo con el chico, en el momento en que la Policía detuvo a Polo por el asesinato de Marina –aunque luego, el joven fue puesto en libertad por falta de pruebas–. «Tú lo sabías. La próxima vez que te desmayes espero que te abras la cabeza y te desangres hasta morir», le dijo Guzmán a su otrora amigo, en unas declaraciones que, viendo lo visto, se asemejan más relevantes de lo que parecían.