ES NOTICIA

«Euphoria», en el punto de mira: ¿por qué es tan polémica?

La ficción de HBO muestra a unos protagonistas que conjugan sexo y drogas en el instituto sin haber cumplido la mayoría de edad

HBO comparte cada lunes un nuevo capítulo de «Euphoria»
HBO comparte cada lunes un nuevo capítulo de «Euphoria» - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Euphoria» (HBO) ha llegado dispuesta a quitarle el título de la ficción adolescente más polémica a «Por trece razones» (Netflix). La serie creada por Sam Levinson («Nación salvaje») relata sin tapujos las idas y venidas de un grupo de adolescentes que conjugan sexo y drogas en el instituto sin haber cumplido siquiera la mayoría de edad. Se censura tan poco que uno de los actores abandonó la producción en el piloto «impactado» por las escenas que tenía que grabar.

El presidente de la asociación conservadora Parents Television Council, Tim Winter, ya ha pedido la cancelación de «Euphoria». Lo ha hecho argumentando que muestra un contenido demasiado explícito para el público al que supuestamente va dirigida. Pero no es una serie para adolescentes. La serie de HBO está calificada como «TV-MA», es decir, solo es apta para mayores de 17 años.

«La serie muestra conductas extremas entre los adolescentes, nos estamos acostumbrando a mirar hacia otro lado y creo que es necesario descubrir lo que realmente está sucediendo con los jóvenes. A mí me cuesta hablar de adicciones porque no es algo que me haya pasado directamente. Pero tengo amigos que se enfrentan a esta situación y he tratado de ayudarlos», aseguró Zendaya, una de las protagonistas de «Euphoria», a este diario. Pero ¿es realmente tan polémica como dicen?

Adicción a las drogas

Zendaya protagoniza la nueva ficción de HBO
Zendaya protagoniza la nueva ficción de HBO - HBO

El primer personaje que «Euphoria» presenta al espectador es Rue Bennett, una joven politoxicómana que acaba de salir de un centro de rehabilitación. No tiene intención de seguir con el programa pautado, solo pretende hacer como que sí para que su entorno deje de preocuparse por ella. A través de Rue, interpretada por la ex chica Disney Zendaya, se mostrará cómo (y por qué) millones de personas utilizan las drogas como vía de escape.

«La manera en la que piensa Rue es tan extraña que no es algo que simplemente puedas escribir y esperar que la gente conecte y lo entienda... Lo hemos conseguido gracias a la vulnerabilidad de Sam (Levinson). Él nos ha permitido llegar a esos lugares reviviendo sus propios recuerdos», reconoce Zendaya en una entrevista con «Complex».

Hay quien considera que la forma en la que «Euphoria» muestra la adicción es demasiado explícita, incluso que muestra instrucciones sobre cómo consumir estupefacientes. En la ficción se pueden apreciar desde las opciones que existen para superar un test de drogas (tras haber consumido) a un manual para consumir pastillas. Pero Levinson insistió en que quería que la historia fuese auténtica porque sabe de lo que habla. «Pasé gran parte de mi adolescencia en hospitales, rehabilitación y casas de acogida», reconoció a «Variety».

Relaciones sexuales

Hunter Schafer interpreta a una joven trans que acaba de llegar a la ciudad
Hunter Schafer interpreta a una joven trans que acaba de llegar a la ciudad - HBO

«Euphoria» aborda, desde el primer capítulo, el despertar sexual de los protagonistas como hasta ahora pocas ficciones se habían atrevido a hacerlo. Una de las primeras escenas que la ficción de HBO muestra es cómo uno de los protagonistas, McKay (Algee Smith), intenta asfixiar a la chica con la que está manteniendo relaciones sexuales por primera vez. Lo hace motivado por sus amigos, quienes aseguraban que «Cassie es una guarra y seguro que le gustan esas cosas». Esta escena saca el debate sobre el consentimiento en las relaciones de pareja. «Si quieres hacer algo así, pregúntame primero», le contesta decidida Cassie (Sydney Sweeney).

Otra trama que incita al espectador a reflexionar sobre la libertad sexual es la de Jules, interpretada por la actriz transexual Hunter Schafer. La joven es una recién llegada a la ciudad que encuentra una forma de hacer «amigos» en las aplicaciones para ligar. En el primer episodio la vemos en la cama con un padre de familia, interpretado por Eric Dane, al que conocimos como el «Doctor Macizo» en «Anatomía de Grey». La violencia de la relación es tal que muchos espectadores aseguran que se trata de una violación, aunque el equipo de la serie ha dejado claro que la relación es consentida.

Una que no solo fue consentida sino buscada es la que mantiene Kat (Barbie Ferreira) con un desconocido en una fiesta. Su única intención era perder la virginidad para dejar de sentirse marginada por su inexperiencia. Lo que no se podía imaginar es que el susodicho la grabaría en la cama y lo compartiría con sus amigos. Gran parte del instituto tiene ese vídeo en su galería, incluso aparece en portales de películas para adultos. Sin embargo, la joven reúne valor suficiente para hacer frente a la situación y dar ejemplo. Eso sí, negándolo todo.

Violencia extrema

Nate (Jacob Elordi) protagoniza las imágenes más violentas de «Euphoria»
Nate (Jacob Elordi) protagoniza las imágenes más violentas de «Euphoria» - HBO

Si hay adicción, hay violencia. El mundo de las drogas está marcado por la actitud agresiva, y «Euphoria» no se va a librar de esto. Uno de los mejores amigos de Rue, Fez, es su camello habitual. En su casa se ven escenas de confrontación, extorsión y manipulación que implican a los personajes principales de la ficción, y que no son aptas para espectadores sensibles. Pero no es la única. Nate (Jacob Elordi) protagoniza alguna que otra más.

El hijo del «Doctor Macizo» ha crecido aprendiendo a controlar su ira y su carácter competitivo. Tiene que ser el mejor en todo y está dispuesto a cualquier cosa para ello. Quiere la relación perfecta, pero antes tiene que encontrar a la novia ideal: Maddy (Alexa Demie). Sin embargo, no contó con las hormonas adolescentes.

Este dúo se convierte en la definición de «pareja tóxica». Aunque los abusos entre ellos no son físicos (de momento), sí que desarrollan conductas que sacan lo peor del otro. Maddy, tras una discusión, decide poner celoso a Nate tonteando con un chico (con quien termina manteniendo relaciones en la piscina de su propio novio). Pero es el otro joven quien sufre las consecuencias al recibir una paliza por parte de Nate.