ES NOTICIA

¿Sigue siendo rentable Netflix tras la subida de precios?

Los suscriptores de la plataforma deberán pagar más a partir de ahora por poder disfrutar de sus servicios

La subida de precio afectará en torno a 50 céntimos al mes a cada cliente

AMC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Ya es oficial: Netflix sube el precio en dos de sus tres «planes». Una medida que no termina de sorprender, pues se venía anunciando desde principios de año. Primero en EE.UU., donde se aplicó una subida de casi un 20% en todas sus tarifas. Después en Italia, donde hace unos meses apareció por primera vez el esquema de precios que se aplica ahora en toda Europa, desde el miércoles 26 de junio.

Este esquema eleva el precio de las tarifas mensuales de Netflix en una cuantía de uno y dos euros, pasando la «Estándar» de 10,99€ a 11’99€ y la «Premium» de 13,99€ a 15’99€ respectivamente, dejando la «Básica» (la más barata, 7’99€/mes) intacta con el fin de garantizar que «el mayor número de personas continúe disfrutando de nuestro contenido», según informa un portavoz de la compañía a Europa Press. De esta manera también se aseguran de mantener un precio competitivo frente a su principal oponente, HBO, que tiene una oferta única de 7’99€ al mes para España.

Según la plataforma, sus costes han incrementado considerablemente con las recientes ampliaciones del catálogo y la producción propia de series y películas, y se espera que esta medida sea recibida por sus usuarios positivamente al mantener su relación calidad-precio. Aún así, queda en la mano del consumidor tomar la decisión de seguir pagando o no para seguir disfrutando de los proyectos de la plataforma.

La subida, de unos 50 céntimos por persona cada mes

Teniendo en cuenta que el cambio de precio se produce en los planes pensados para más de un usuario el coste total por persona pasa a ser de aproximadamente 50 céntimos al mes. No es realmente una cantidad demasiado significativa, por lo que finalmente la decisión depende de su oferta de contenidos, que convenza más que la de Hulu, Amazon Prime, Movistar+... y por supuesto, HBO, que en las últimas fechas está ganando enteros entre los consumidores.

Para intentar seguir captando la atención de los espectadores, Netflix apostará este verano por un catálogo lleno de opciones diversas y llamativas, con el que pretende llenar el vacío que dejó «Juego de Tronos» en HBO. Todo ello al tiempo que esta última plataforma sigue buscando la nueva serie del momento, fórmula que roza gracias a los éxitos recientes de ficciones como «Chernobyl», «Years and years» y «El cuento de la criada».

La plataforma creada por Reed Hastings cuenta con apuestas fuertes de su propia cosecha. Son los casos de la quinta temporada de «Black Mirror», la tercera de «Stranger Things», una nueva para «Dark» y la tercera entrega de «La Casa de Papel», que ha renovado por una cuarta tanda de episodios cuando ni siquiera ha estrenado esta última. Al mismo tiempo, ha comprado licencias para el documental de Martin Scorsese, «Rolling Thunder Revue», y otros como «El Caso Alcasser». También de la última película de Almodóvar, «Dolor y Gloria», así como otros éxitos del estilo de «Dunkerque» y «Coco», de Pixar.

Un catálogo muy amplio

Productos que van de la mano de «Paquita Salas», «You», «Muñeca rusa», «Élite» y «House of Cards»; la polémica cinta «Criminales en el mar»; y la mítica serie «Glee», que reúne para conformar un cuadro variopinto y lleno de grandes promesas. Por no hablar del resto del vastísimo catálogo de producciones de todo tipo que pueden encontrarse en la plataforma, que abarca un sinfín de documentales, programas, películas y varias de las series más exitosas de los últimos tiempos, como «Friends», «Breaking Bad», «The Walking Dead», «Cómo conocí a vuestra madre», «Sons of Anarchy», «Peaky Blinders» y «Vikingos», entre muchas otras.

HBO por otro lado, cuenta para muchos espectadores con series de mayor calidad técnica y gran acierto en el impacto dentro de los productos más relevantes de cada año. Se perfila como una de las grandes alternativas con estrenos de temporada significativos como la nueva temporada de «The Strain» de Guillermo del toro (en julio), las segundas temporadas de «Big Little Lies» y «Pose» o la novedosa y controvertida «Euphoria». Algunos de los largometajes más importantes que se incorporan a la selección este verano son la saga completa de «Rocky», la de «El Padrino», un buen repertorio de Tarantino («Django desencadenado», «Death Proof»...) y una buena dosis de superéroes asegurada con «Wonder Woman», «El hombre de acero» y «El Caballero Oscuro» (todas de DC Universe). Todas ellas conforman un catálogo de joyas seleccionadas con mimo, aunque más limitado que el de Netflix en cuanto a número de producciones.

No hay que olvidar que uno de los grandes atractivos de Home Box Office (el nombre real de HBO) es su archivo de series míticas disponibles, muchas de su propio sello. Hablamos de «Los Soprano», «The Wire», «Sexo en Nueva York», «True Detective», «Westworld», «Boardwalk Empire» y, cómo no, «Juego de Tronos», una lista convincente de pesos pesados que compite de igual a igual.

El debate, en estos momentos, no se trata de saber qué plataforma es mejor. Cada una tiene un modelo y apela a unas necesidades distintas de un público que no siempre coincide. Una buena opción es estar al tanto de sus ofertas para saber cuándo interesa contratar cuál, ya que la suscripción mensual permite el cambio de una a otra con facilidad. La otra es manejar más de una suscripción, una solución que por suerte para ambas es preferida por muchos usuarios. La competencia de estos dos gigantes por captar clientes en la industria del streaming reserva todavía muchas sorpresas, con otras como Movistar+ (la plataforma con más clientes en España), Amazon Prime Vídeo y Sky TV que al acecho.