ES NOTICIA

Todo por el juego Javier Tebas: «Hay un sector del fútbol que está corrupto y en el que hay mala gente»

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional publicó en 2014 la novela «El fútbol no es así», que escribió junto a Pedro Torrens y en la que se inspira la serie «Todo por el juego», cuya segunda temporada llegará próximamente a la televisión

Javier Tebas, en una entrevista reciente con ABC
Javier Tebas, en una entrevista reciente con ABC - IGNACIO GIL
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El pasado 26 de abril, Javier Tebas (San José, Costa Rica, 1962) cumplió seis años al frente de la Liga de Fútbol Profesional. Un tiempo en el que el máximo mandatario del organismo no ha dejado de luchar contra la corrupción en el deporte rey, que trató de poner de manifiesto en la novela «El fútbol no es así», que escribió junto al periodista Pedro Torrens y que publicó en 2014. Basada en experiencias propias, Tebas, desde la cima, construyó una especie de denuncia del fútbol contra sí mismo, en con una publicación en la que el mandatario hablaba acerca de tramas de amaños de partidos, apuestas ilegales o recalificaciones. Algo así como si Pedro Sánchez desde la presidencia del Gobierno escribiera un libro sobre las cloacas de La Moncloa.

Tras ello, la obra de Tebas inspiró la creación de la serie «Todo por el juego», ideada para cuatro temporadas y coproducida entre España y Latinoamérica, por Mediapro y Direct TV. La segunda se estrenará próximamente (en nuestro país se puede ver a través de #0 y Movistar+) y se encuentra estos días grabando en Madrid, donde el presidente de la Liga de Fútbol Profesional ha hablado con ABC acerca de su novela, de la serie y sobre las corruptelas que, como la reciente Operación Oikos, han sacudido al fútbol español en los últimos tiempos.

P - «Todo por el juego» está basada en «El fútbol no es así», la novela que usted escribió con Pedro Torrens y que lanzó en 2014, en la que se denunciaba la corrupción en el fútbol y tramas como los amaños y las apuestas ilegales. ¿Qué tal ha plasmado la serie todo lo que usted cuenta?

R - Hay muchos temas que son ficción. En la serie está todo muy concentrado, porque toda la corrupción que hay en el deporte no está tan condensada en un solo equipo, como aquí ocurre con el C. D. Leonés. Y luego hay muchos temas que ya son historia, como las recalificaciones o el tema incluso de amaños para puestos de clasificación, que estaban en boga en el momento en que sacamos la novela. Pero el mundo de las apuestas sigue estando, también de una forma muy minoritaria del fútbol profesional, pero ahí sigue. Es como en cualquier sociedad. Igual que siguen robándose banco y que a las señoras las siguen quitando el bolso.

P - Su libro, «El fútbol no es así», está ambientado en historias reales que usted mismo ha vivido o conocido...

R - Claro. ¡Son historias que son ciertas! Todo lo que en ella se cuenta son cosas que he vivido en diferentes clubes y circunstancias, pero a las que hemos dado un toque de ficción con la ayuda de Pedro Torrens. La novela está escrita en base a lo que fue el fútbol español entre el 2008 y 2011, donde tenían más relevancia temas como las recalificaciones o los amaños de partidos para ganar puestos en la clasificación, que ahora no tienen mucho peso. La serie se enfoca más en el mundo de las apuestas.

P - En relación a eso último, las historias que tienen lugar en «Todo por el juego» cobran ahora mucha actualidad, en vista de todo lo que ha salido con la Operación Oikos. A nivel televisivo, este parece el momento idóneo para la serie...

R - No estaba previsto que pudiéramos tener un tema como este, sobre todo a nivel tan alto como ha sido. Pero nuestro trabajo es denunciar todo lo que pueda tergiversar cualquier cosa acerca de un evento deportivo. Aunque la verdad es que creemos que estamos bien, jugamos más de 1.000 partidos al año en España y sabemos que la trama de las apuestas es más bien minoritaria en el fútbol profesional.

«No estaba previsto que pudiéramos tener un tema como la Operación Oikos, sobre todo a nivel tan alto como ha sido»

P - ¿Qué tal se vive desde dentro esta trama? ¿Es muy complicado luchar contra todo esto?

R - Bueno, recuerdo que cuando yo llegué a ser presidente de la Liga de Fútbol Profesional, uno de los cinco puntos de mi plan estratégico era este: el de la integridad de la competición. Es clarísimo que si uno quiere vender patrocinios y derechos audiovisuales, lo primero que debe hacer es vigilar que su producto sea de verdad, y es lo que hemos hecho. Tenemos que controlar e investigar todo esto, y colaborar con la Policía cuando es necesario. Es lo que llevamos haciendo seis años, con una unidad de agentes que están trabajando exclusivamente en esto. Y en esto seguiremos, porque estos fenómenos nunca desaparecen.

P - ¿Cómo de complicado es, para los integrantes de un club profesional, tratar de arreglar un partido?

R - Antes, se amañaban partidos contra un equipo. Ahora, hay muchos jugadores que no lo admiten. En eso, se ha avanzado muchísimo. Ahora, son circunstancias que pasan más puntualmente más puntualmente: un jugador, un portero... pero ya no es un equipo entero. Por lo tanto, hay un cambio cultural importante dentro de los jugadores. Y luego toda la investigación que hay. Ahora, se pueden intervenir teléfonos de posibles implicados, después de la modificación que se introdujo en el Código Penal en 2016. Ahora, se ha desarrollado una investigación con teléfonos intervenidos de un partido de hace menos de un mes (el Valladolid – Valencia). Se ha avanzado mucho en ese aspecto.

P - Volviendo a la serie, «Todo por el juego» ha funcionado muy bien en España y es un auténtico éxito en América Latina. ¿Esperaba esta repercusión cuando escribió la novela, antes de que se convirtiera en una serie?

R - Parece que ha ido muy bien en Latinoamérica y está entre las tendencias de Movistar+ en descargas. Nuestro objetivo cuando escribimos el libro era denunciar esta situación que había y creo que lo conseguimos cuando lo publicamos en 2014. Ahora hay más sensibilidad, a tal nivel que hay muchos resultados en las investigaciones que antes no había. Tanto en Segunda B, como en Tercera, como recientemente en el fútbol profesional.

«Tenemos que vender la verdad de lo que ocurre en los terrenos de juego»

P - ¿Considera que este tipo de proyectos, o que incluso lo sucedido con la Operación Oikos, desmontan esa imagen tan idealista que se tiene del fútbol?

R - El fútbol es una sociedad muy amplia. Hay muchísimos clubes. Y como en toda sociedad, siempre hay un sector que está corrupto y en el que hay mala gente. Pero aquí, es minoritario. A mí, que llevo muchos años, no me destruye ningún mito. Yo sigo pensando que hay muchísima más buena gente. Muchísimos más grandes jugadores y entrenadores que lo que pueda ser algún tema de corrupción mínima. Pero ese mínimo hay que controlarlo, porque es el bien del producto. Tenemos que vender la verdad de lo que ocurre en los terrenos de juego.

P - Ahora que ya se ha estrenado en la pequeña pantalla, ¿se plantea Javier Tebas trabajar en algún otro proyecto para televisión?

R - No, en absoluto (se ríe). Lo mío no es esto, ni mucho menos. Escribí la novela mano a mano con un escritor y la adaptación a la televisión la han hecho los guionistas y el director (Daniel Calparsoro), con alguna colaboración puntual mía en base al libro y nada más. ¡Lo mío es otra cosa!