ES NOTICIA

Supervivientes 2019 Carlos Lozano es el quinto expulsado. Mónica, Fabio, Mahi y Colate nominados de la Gala 7

Carlos Lozano se enfrentó a Chelo García Cortés en la votación final

Parodia de los morancos a Isabel pantoja en Supervivientes

Las confesiones de Isabel Pantoja en Supervivientes 2019

Isabel Pantoja continuará en Supervivientes 2019 una semana más y lo hará como líder
Isabel Pantoja continuará en Supervivientes 2019 una semana más y lo hará como líder
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El expulsado de la séptima gala de Supervivientes 2019 es Carlos Lozano, que se enfrentó a Chelo García Cortés en la última votación. La noche ha estado estado marcada por el enésimo hundimiento y posterior resurgimiento de Isabel Pantoja, que en un primer momento rogó a la audiencia que la sacase del programa y que finalmente se vino arriba tras vencer en la prueba de líder y nominar a Colate. La gala también destacó por el drama de Violeta, que se pasó casi todo el programa llorando y por el amor que se respiraba en el palafito entre el pirata olvidado y su fantasma del pasado, es decir Carlos Lozano y Miriam Saavedra.

Como cada jueves, tres concursantes se enfrentaban al veredicto de la audiencia y por primera vez Isabel Pantoja tenía riesgo real de marcharse del concurso. Antes de que se cerrasen la primera de las votaciones, la sevillana suplicó al público para salir del programa. «Por favor, le pido a toda mi gente que no me salve, yo me quiero ir a mi casa. No puedo más. Por favor, lo suplico», reclamaba la Pantoja.

Sin embargo, fue Isabel la superviviente salvada por el público y por el contrario Dakota y Chelo, que eran las otras dos nominadas, quedaron para la siguiente votación. La Pantoja no se lo podía creer y se derrumbó. Jorge Javier para animarla desde plató le decía que viajaría a Honduras para estar con ella y que saltaría desde el helicóptero.

Chelo García Cortés, al Palafito

Con Chelo y Dakota se volvían a abrir los teléfonos para votar y fue finalmente la periodista quien era la señalada por el público para abandonar la isla y verse las caras con Carlos Lozano en el Palafito. O Carlos o Chelo tendrá que abandonar definitivamente la aventura hondureña y coger el avión rumbo a España.

Y de nuevo se vio a la Pantoja muy baja de ánimos, porque se tenía que separar de su fiel escudera en el programa después de siete años sin hablarse. Ambas recordaron sus desavenencias del exterior y se dieron un abrazo muy cariñoso «Es injusto. No puede ser que yo me quiera marchar y que se tenga que ir ella. Me cambiaba por Chelo ahora mismo», señalaba la tonadillera.

Todo lo contrario que Chelo que tuvo un arreón de carácter y dijo que iba a echar a Carlos como pirata olvidado. «Te prometo que me cargo al del Palafito. Sabes con las ganas que he venido. Si me voy allí intentaré no quedarme solo una semana. Soy muy peleona y espero llegar donde yo quiero llegar. Allí te espero Isabel», exclamaba la colaboradora de Sálvame.

Carlos Lozano, expulsado de Supervivientes

El duelo final se disputó entre Chelo García Cortés y Carlos Lozano con Miriam Saavedra como invitada. Chelo se desplazaba hasta el Palafito para recibir allí junto a Lozano la decisión final de la audiencia. Cada uno ha tenido la oportunidad de dar un alegato al público. Por su parte, Chelo ha insistido en que se quiere quedar. Y Lozano le ha dado la palabra a Miriam Saavedra para que hablase por él. Finalmente, Jorge Javier les dio el veredicto de la audiencia: el expulsado de Supervivientes era Carlos Lozano. Y de esta manera, García Cortés tomó el relevo de pirata perdido quedándose una semana más en el Palafito.

La séptima gala de Supervivientes 2019 comenzó con Violeta en el ojo del huracán, debido a los comentarios de varios de sus compañeros que afirmaban que la joven tenía una estrategia para tener un romance con Albert antes de entrar en el concurso. Al enterarse, Fabio entró en cólera. Dakota no paró de meter cizaña y el italiano dudó de su pareja. En la palapa, Albert dio a entender que aquello que él dijo podía haber sido una broma o que quizás se hubiese malentendido pero todos sus compañeros señalaron a Violeta por haber entrado a Supervivientes con el guión preparado para enrollarse con algún concursante. Mahi, que durante todo el programa había estado cerca de Violeta, dictó sentencia: «Yo no me creo a esta chica nada, me parece que es una 'pimpinela' que está todo el rato haciendo un papel. Sabía que con alguien se tenía que liar y por eso volvió con su novio tres semanas antes»

No sería el único incidente de Violeta, que también tuvo durante la semana un grave rifirrafe con Carlos Lozano y se insultaron gravemente a cuenta de unas esterillas. «Eres un mentiroso y un sinvergüenza porque me dijiste que tenías dos esterillas por prescripción médica», le señaló la superviviente.

Pero no todo iban a ser penas para Fabio y Violeta. Ambos tuvieron la visita de sus madres. Pero la cosa tuvo su aquel, porque ninguno de los dos pudo besar a su familiar. Ella conoció a la madre del italiano y por su parte Fabio, a la mamá de su compañera. Sin embargo, Jorge Javier señaló desde plató que en el programa del domingo se podrá ver el encuentro de los dos con sus madres.

Vuelven a ganar el equipo de Los Señores

Para aliviar las tensiones, los concursantes realizaron la prueba de localización. El juego consistía en mantenerse sobre una tarima flotante y tirar al contrario al mar. El que cayera antes al agua perdía. Los concursantes de la playa de los señores volvieron a ganar gracias a las victorias de Mónica ante Violeta, de Omar contra Otto y de Albert sobre Fabio. Solo Dakota pudo ganar su duelo ante Chelo en el bando de los «abandonados». Además de mantener la mejor de las playas, el equipo liderado esta semana por Isabel Pantoja disfrutará de una barbacoa.

Isabel Pantoja y Violeta, líderes

La prueba para determinar a los líderes de la semana ha consistido en intentar dejar de comer una pedazo de fabada asturiana. Realmente, solo podían comer justo 50 gramos o menos. Si no acertaban con la cantidad sería el que había comido menos quien ganaría la prueba. La estrategia de cada concursante fue muy dispar. En el grupo de la playa de los abandonados solo Fabio y Violeta pudieron resistirse ante tal manjar. Tanto la granadina Mahi como Otto y Dakota se pusieron de alubias hasta arriba. Finalmente, Violeta, que llevaba toda la gala llorando, se pudo dar una alegría alzándose con el liderazgo del grupo.

Omar desde el primer momento obvió la prueba y se comió prácticamente todo el bol de fabada. Isabel, Mónica, Albert y Colate si que intentaron calibrar su plato. la concursante que comió menos alubias fue la Pantoja y por ello se convierte en líder durante esta semana y por tanto se convierte en inmune, lo que le otorgó la oportunidad de nominar de forma directa.

La granadina Mahi, nominada

Como cada semana, a los supervivientes le tocaba nominar. Esta vez lo han hecho a la cara y pintando el nombre de sus compañeros sobre un coco. En la Playa de los Señores ha salido a la palestra Mónica, nominada por todos los chicos de su grupo y Colate, que ha sido desigando directamente por la líder del grupo Isabel Pantoja. «Lo nomino porque él lo hizo la primera vez que fue líder», señaló la tonadillera.

En el otro bando, los nominados han sido Fabio y Mahi. El italiano ha sido el señalado por el grupo y Violeta ha castigado a la granadina Mahi por sus declaraciones en la gala. La diseñadora se enfrenta por primera vez a una nominación en el concurso. Y de esta forma, Dakota, que tenía todas las papeletas, se libra de la nominación.

Lozano pidió su expulsión

El pirata olvidado, que hasta hoy estaba encarnado en Carlos Lozano, ha pasado su peor semana en lo que va de concurso después de tener que compartir el palafito con Violeta y ver como su ex Miriam Saavedra llegaba como el fantasma del pasado a la isla. «Me habéis quitado la ilusión», señalaba casi llorando el expresentador de Operación Triunfo. Como consecuencia de todo ello, Lozano pidió a la audiencia que le expulsase y finalmente así ha sido. La semana parecía haberse enderezado para él porque su convivencia con Miriam mejoró, e incluso se pudo ver un cierto resquicio de amor entre ellos. Tanto es así que la audiencia les regaló una cena a solas que tendrá lugar antes que viajen de vuelta a España.

Pescando a ciegas

Omar, a quién la mala suerte le acompañó en la última prueba de recompensa porque no pudo conseguir nada, tuvo que cumplir durante la semana su sanción de 24 horas con los ojos tapados. Pero no todo iban a ser malas noticias, el rapero de Pan Bendito logró «pescar» una buena pieza y así lo celebraba con todos sus compañeros: «He pescado con gafas, no me lo creo, no me lo creo». Sus compañeros le gastaron una simpática broma. Fue Albert, junto a Colate como compinche, quien le enganchó el pescado al anzuelo de Omar, que se creyó a pies juntillas la pesca. «Me han dado hasta ganas de llorar cuando he visto que había pescado» señalaba.

Los nominados de la nueva semana en Supervivientes 2019 son Mónica, Colate, Fabio y Mahi