ES NOTICIA

Ahora caigo La sorprendente decisión de «¡Ahora caigo!» con El Torres, su concursante más surrealista

El joven, de 22 años y natural de un pueblo de Granada, fue uno de los principales activos de la primera emisión semanal del concurso de Antena 3

El Torres, este lunes en «¡Ahora caigo!»
El Torres, este lunes en «¡Ahora caigo!» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace ya más de ocho años desde el día en que Arturo Valls presentó «¡Ahora caigo!» por primera vez. En ese tiempo, el concurso se ha convertido por méritos propios en un reclamo entre la audiencia y en uno de los formatos más exitosos de la primera cadena de Atresmedia. Algo que ha conseguido en gran parte, gracias al impecable trabajo del presentador, que ha convertido su concurso en un auténtico espectáculo. En ocasiones, de lo más dantesco.

Con las bromas y ocurrencias de Valls como uno de los puntos fuertes del programa, a diario desfilan por «¡Ahora caigo!» hasta once concursantes que luchan por ganar el premio final del concurso, de 100.000 euros. Algunos de estos participantes son personajes de lo más estrambóticos, que dotan de vitalidad y alegría un programa destinado a divertir y que, con su presentador habitual de vacaciones, este verano conduce Silvia Abril.

Un claro ejemplo de ello fue Antonio, un joven de 22 años procedente de Deifontes, un pueblo de Granada, que este lunes, se presentó en el programa como El Torres. «A mi abuelo le llamaban El Torres del molino, porque trabajaba en un molino. Mi padre, El Torres de la Escuela, porque trabaja en la Escuela. ¡Y yo, pues soy El Torres!», dijo sobre su apodo. Tras ello, y antes de concursar, el joven levantó a la audiencia para hacerles partícipes de un baile. «Me gustaría cantar una cosa, para celebrar el ascenso de un equipo. A ver si el público me puede echar una "manilla"...», dijo, antes de ponerse a bailar y a cantar. «Oye, ¿pero esto...?», se preguntó Abril, cariacontecida.

El Torres fue el primer aspirante escogido por la concursante central, Tomi, una mujer de Cartagena que trabaja en un puerto. «Con el dinero, quiero comprarme un coche y unos audífonos pa' mi tia», dijo el chico, con espontaneidad y alegría. Y estuvo a punto de saltar al centro, pues acertó casi a la primera las dos preguntas de la prueba inaugural de la tarde: el «Adivina». Una de ellas fue Azúcar Moreno, al ser preguntado por un dúo musical. «Últimamente las estoy escuchando mucho y la canción que cantaron en Eurovisión. ¡Y se me ha ocurrido!», comentó El Torres, ocurrente, sin perder la sonrisa.

Pese a ello, Tomi terminó dándole la vuelta a la tortilla y eliminó al joven. «Es lo que hay», dijo el chico, con resignación. Su paso por el programa, no obstante, no podía terminar así. «Nos has hecho reír, nos has regalado un “hit”... ¡Nos has dado tanto que yo te tengo que dar algo!», observó Abril, que decidió «indultar» a El Torres y no hacerle caer por la trampilla de «¡Ahora caigo!». El chico, no obstante, se lo pensó, errático. «¡Es que me tengo que ir! ¡Que tengo un vuelo!», comentó. «Bueno... pero solo durante el programa», contestó la presentadora. «¡Ah, vale! ¡Entonces sí!», zanjó El Torres, que marchó hacia las gradas del plató y se sentó junto al público de «¡Ahora caigo!». Desde su asiento, como no podía ser de otro modo, no dejó de animar durante toda la tarde... y Tomi, su verdugo, fue eliminada poco después.