ES NOTICIA

Amazon exporta al mundo el éxito de la España de Luis Aragonés

Este viernes se estrena un documental grabado con «cámara oculta» en la Eurocopa de 2008

Luis Aragonés, manteado por los jugadores tras ganar la Eurocopa de 2008
Luis Aragonés, manteado por los jugadores tras ganar la Eurocopa de 2008 - Reuters
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Lo que pasa en un vestuario no siempre se queda allí. En el de la Eurocopa que ganó España en 2008, el encargado de grabar los entrenamientos y de hacer los montajes de los rivales tuvo la feliz idea de colocar una cámara. El preparador físico de la selección, Jesús Paredes, desvela que «casi nadie» conocía su existencia, empezando por el seleccionador, Luis Aragonés. Cuando revisaron el material, se dieron cuenta de que tenían «caviar». Aquello acabó conformando el documental «Luis, el sabio del éxito», de dos capítulos, que la plataforma de vídeo de Amazon estrena en la madrugada del jueves al viernes, a partir de las 0.01 y quedará dispoible bajo demanda.

Ricardo Cabornero, responsable de adquisiciones en España de Amazon Prime Video, asegura que aquellas imágenes, carentes de la calidad técnica de las actuales, «se adelantaron diez años a los contenidos que se graban ahora». La confluencia de intereses propició el acuerdo entre la Federación y la compañía de Jeff Bezos, con la bendición de la familia del entrenador, fallecido en 2014.

Luis Rubiales, presidente de la FEF, corrobora que tuvieron varias reuniones y que de alguna salieron «hechos polvo, pero con algo único». «Amazon lo va a difundir por todo el mundo, que es lo que queríamos. Podemos decir que, con seguridad, Luis estaría feliz», a lo que Luis Aragonés hijo asiente. Rubiales añade: «Hay charlas que solo se van a poder ver aquí; esto no tiene precio». Aragonés coincide en que «parte de esa pureza es cómo se hizo, que nadie supiera que se estaba grabando».

Entrenador y padre

El hijo de «Zapatones» también cuenta que algunas veces «no diferenciaba al entrenador del padre» y que este era una persona «muy exigente y a la vez cariñoso». «Arropaba a los suyos, aunque tuviera que dar algún cachete. Que se lo digan a Fernando Torres. Daba gusto hablar con él, porque contaba mil anécdotas. Era un tipo que, si no fuera mi padre, me encantaría conocer».

El hijo también anunció en la presentación, en el Salón Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid), que la familia al completo, unas 25 personas, verán juntos el estreno. Estará su madre, que aún no lo ha visto, y volverán a emocionarse, augura.

«Luis, el sabio del éxito» es también un recordatorio del camino que llevó a España a su segunda Eurocopa, casi medio siglo después de la de Marcelino, en 1964. Contiene imágenes inéditas, que desvelan cómo era Aragonés en las distancias cortas. «Nos ha llegado el momento», insiste el exjugador rojiblanco, malhablado y rústico, de una sabiduría de la tierra, casi agrícola, experto en motivar a sus futbolistas y capaz de convencerles de algo que ahora no parece una extravagancia, que eran «los mejores».

Profundo conocedor del fútbol y sus «códigos», Luis da consejos de brocha gorda y detalles precisos sobre cómo superar a un defensa «cojo». Sus instrucciones son breves y fáciles de entender, técnicas o de corte psicológico. También se ve, sobre todo al principio, que algunos dudan y cuchichean, aunque en todo momento se ensalza la calidad técnica y humana del «mejor grupo» que tuvo nunca Luis Aragonés a su disposición». «Si con este equipo no estoy en la final, soy una mierda», confiesa.

El final es lo más emotivo. El propio Luis «insulta» a sus jugadores, que están a punto de lograr que se emocione. Llegan a ducharlo vestido y a reírse de sus muletillas o de la forma que tiene de pronunciar algún nombre. Luis replica en su despedida, siempre sabio: «Podéis ganar un Mundial. Os lo digo. (...) Hay que tener cojones para hacer ciertas cosas. No sé si lo vais a poder encontrar, pero yo creo que sí».