ES NOTICIA

La desconocida vida de Juan y Medio

El presentador lleva muchos años vinculado a la televisión, pero apenas se ha conocido nada de su vida personal

Juan y Medio en una fotografía de archivo
Juan y Medio en una fotografía de archivo - JESÚS SPÍNOLA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Juan y Medio (62) es uno de los presentadores más queridos de la televisión en España. A pesar de su enorme veteranía en el medio, apenas se ha conocido nada de su vida personal. Es conocido que nació en Lúcar (Almería) en diciembre de 1962, y que estudió en el colegio La Salle de Burgos. Además, se licenció en Sociología y Derecho en la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), y que, incluso, llegó a ejercer la abogacía durante unos cuantos años. Sin embargo, su pasado guarda una gran cantidad de secretos de los que apenas se ha hablado.

Juan y Medio, lejos de lo que muchos llegan a creer, no es más que su nombre artístico. Su auténtico nombre es Juan José Bautista Martín, pero cuando era un niño, la madre de uno de sus amigos le apodó de dicha forma. «Dije que me cargaba al próximo que me llamara así», reconoció en una entrevista con Bertín Osborne. Es curioso que la relación de amistad que le une con el artista comenzó de forma muy casual, cuando Bertín tuvo un percance con el coche y, tras llamar a su compañía de seguros, apareció Juan y Medio de parte de estos para arreglarle el pinchazo que le había detenido en su camino a Zaragoza.

De su padre, ya fallecido, Juan y Medio guarda un maravilloso recuerdo. Le define como «un parque temático», e incluso, asegura parecerse mucho a él. «Tanto que a veces me veo en la tele y veo a mi padre no a mí», confesó. De hecho, junto a su progenitor vivió una de las experiencias más extremas de su vida.

Todo comenzó cuando condujo por primera vez, con el permiso de su padre. De noche y regresando de la feria de Sevilla, decidió Juan y Medio detener el vehículo porque estaba cansado. Pero, cuando quiso retomar la marcha, no pudo arrancar el coche. Fue entonces cuando, a través del retrovisor, vieron una luz cegadora que se acercaba a toda velocidad y varios guardias civiles que les apuntaban con sus escopetas. Estos les gritaron que se marcharan, porque se encontraban en el penal de Ocaña. «Mi padre me llamó imbécil una vez por cada kilómetro de vuelta», dijo entre risas Juan y Medio en «En la tuya o en la mía».

A nivel profesional, Juan y Medio comenzó en el mundo del espectáculo de la mano de Hombres G. El conocido grupo español estaba a punto de iniciar una gira, y fruto de la casualidad, el presentador empezó una carrera con ellos. «Era novio de la hermana del batería y me animaron a irme con ellos de guardaespaldas», confirmó a Bertín Osborne. Con el paso del tiempo, de hecho, terminó ocupándose de otros menesteres para el grupo, tales como la contabilidad y las contrataciones. Además, también trabajó durante una época para Luz Casal, pero poco después consiguió dar el salto a la televisión.

Su carrera profesional en la pequeña pantalla se la debe al veterano formato de bromas navideño «Inocente, inocente». En 1992 comenzó en el espacio como gancho para una de las bromas, pero con el tiempo se terminó colocando como presentador del programa, hasta el punto de haberse convertido en uno de los rostros más vinculados al solidario programa.

Uno de los detalles que la gente desconoce de Juan y Medio es que utiliza alzas por dentro de sus zapatos. El origen de las mismas reside en una cojera que emanó de una importante lesión con unos patines. A punto estuvo de perder la vida incluso. «Estaba dando clase y me caí parado. Me partí el fémur y se produjo una hemorragia interna. Vi la muerte, pero sin desesperación», asumió de la mano del artista. Fue después de la operación cuando se quedó cojo, y desde entonces necesita utilizar las alzas para que no sea demasiado notorio.

Uno de los mitos que, históricamente, han circulado en torno a la figura de Juan y Medio ha sido su capacidad como conquistador. «Hay que disparar muchas veces para dar en la diana», confesó. Pero lo cierto es que apenas se ha sabido algo de su pasado sentimental. Muy reservado para el tema, siempre ha seguido el consejo que le dio su padre: «Lo que un hombre hace, un caballero no lo cuenta». De hecho, entre sus parejas conocidas solo ha destacado Lolita, con la que tuvo un romance en torno al año 1999.

A nivel económico, Juan y Medio se encuentra en una situación muy beneficiosa. Gracias a su trabajo durante todos estos años, pudo crear su propia productora, Indaloymedia. A través de esta, consigue cobrar unos 5,4 millones de euros al año para producir algunos de los formatos de Canal Sur: «Menuda noche», «¿Quién quiere venir a Andalucía», «Madres», «En compañía» o «La tarde aquí y ahora» son solo algunos de los programas que han recibido como encargo por parte del ente público andaluz.

De hecho, hubo una enorme tensión a la hora de conocer el montante que se desembolsaba la televisión pública del sur peninsular en producciones. Una periodista que se encontraba trabajando en su trabajo de final de Máster hizo una petición para obtener la cifra y el destino del dinero para cada productora, y tuvo que intervenir hasta el Consejo de Transparencia de la RTVA para ofrecer los datos. En total, Canal Sur destinó 23,7 millones de euros a producir formatos, de los cuales 5,4 fueron directamente a encargos para Indaloymedia