ES NOTICIA

La confesión más triste del estafador del amor: «Es un acoso total, han ingresado a mi madre tres veces»

Albert Cavallé, denunciado por varias decenas de mujeres por fraude, se sincera en «Tras la pista», el espacio de David Alemán en Telemadrid

Albert Cavallé, en su entrevista en «Tras la pista»
Albert Cavallé, en su entrevista en «Tras la pista» - TELEMADRID
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace unos meses, saltó a primera línea de actualidad el nombre de Albert Cavallé. Personalidad anónima hasta hace menos de un año, el hombre de 36 años comenzó a salir en múltiples de programas de televisión después de que, de un día para otro, decenas de mujeres le demandasen a bloque por, supuestamente, haberlas engañado y estafado su dinero aprovechándose de aplicaciones por Internet para ligar.

Los medios de comunicación no tardaron en bautizarle como «el estafador del amor» y durante varias semanas, la controversia suscitada en torno a su persona ocupó gran parte de la programación. Hace menos de un mes, de hecho, se especuló con su presencia como concursante de «Gran Hermano VIP».

Tras quedar absuelto por la justicia el pasado julio, Cavallé ha decidido dar la cara y ha acudido a «Tras la pista», el programa que presenta David Alemán en Telemadrid, para ser entrevistado en la televisión regional madrileña y arrancar la segunda temporada del formato. «Por primera vez», el hombre pisaba un plató de televisión para hablar acerca de las «más de treinta» denuncias que acumula y lo hacía en compañía de su abogado, David Peña.

En el programa, «el estafador del amor» habló acerca de su exposición a la «presión mediática». «El problema es dónde me ha llevado el salir delante de las cámaras: el punto en el que me encuentro de acoso y derribo total, cuando hace nueve meses salía de mi casa tan tranquilo, mi madre andaba tan tranquila y mi padre también», expresó.

Una relación antigua, el detonante

Delante de Alemán y en Telemadrid, el hombre trató de explicar su versión. «Yo tenía una pareja, con la que vivía. Compramos coches juntos, vamos de viajes juntos... hasta que un día descubrió posibles infidelidades, o no sé lo que se le pasó por la cabeza. Ella me denuncia y contacta con todas las chicas que encontró en mi ordenador, y las mete en la bola esta de lo que me estaba haciendo», afirmó, antes de reconocer que «posiblemente» le fue infiel a la mujer en cuestión con varias personas. «Ahí sí que puede que fallara. Pero de ahí a estafar, a malversar, a amenazar, a pedir créditos... hay incongruencias por todos lados», expresó el hombre, conocido también como «Doctor Tinder».

Además, Cavallé explicó que «nunca» llegó a defraudar económicamente a nadie. «A la única persona que pedí dinero, se lo devolví con creces», aseveró. Tras intentar aclarar su inocencia, el hombre habló acerca de su apodo, que considera «erróneo». «Cuando veo ese apodo, pienso lo primero en mi madre. Y ya cuando la llamo, estaba en el Hospital Clínico. Desde que llevamos con esto, a mi madre le han ingresado ya tres veces en el Clínico, por noticias de estas, “camaritas” ocultas, mentiras... Que alguien me diga qué juez ha dicho que soy un estafador. ¡Ninguno!», recalcó indignado.

Pese a ello, el hombre reconoció que, en ciertas redes sociales, se presentó con nombres que no eran el suyo. «Es como la gente que en Instagram o Twitter se pone el nombre de un actor famoso. Es un apodo, la propia palabra lo dice. Yo me llamo Alberto, pero me llaman Tito», remarcó, antes de cargar contra sus denunciantes. «Algunas han dicho que era rico. Otras, que iba de pobre. Otras, que era cirujano».

Al mismo tiempo, le espetó a Alemán que nunca había mostrado una faceta diferente a la suya. «Nunca he fardado de tener dinero. No he ido de nada. Yo soy como soy, y se me conoce muy rápido. No sé ni mentir. Soy impulsivo y pasional. Imagínate. Yo no sé tramar una historia de este calibre... no», enfatizó, al tiempo que manifestó que a él también le habían pedido dinero varias mujeres. «Pero yo no denuncio esas mierdas», se defendió.