ES NOTICIA

Frank de la Jungla: «Asuntos Exteriores me amenazó para que no hablara mal en 'El Hormiguero'»

El presentador de DMAX señala a las autoridades españolas en Tailandia por ignorar su situación y la de su familia

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Frank Cuesta vuelve a hablar sin pelos en la lengua sobre la situación que él y su familia están viviendo tras la encarcelación de su mujer Yuyee. El presentador de «Wild Frank» ha querido hablar sobre cómo se encuentra Yuyee tras diversas peticiones a su perfil de Facebook. Además, ha aprovechado para realizar unas polémicas declaraciones sobre la embajada española en Tailandia y sobre la actuación del Gobierno español.

«Yuyee físicamente está mejor gracias a la comida que le llevo a la cuatro de la mañana, pero hay que pagarla, como todo aquí», cuenta apenado el presentador. «Anímicamente está fatal porque esta viendo crecer a sus hijos fuera de la cárcel y mentalmente, por lo menos, está aguantando», añade. Y es que aún siguen sin respuesta: «Estamos a la espera del Tribunal Supremo de un veredicto, pero seguramente aguante hasta el último día de junio».

En el vídeo, Cuesta muestra la identificación carcelaria de Yuyee. En ella, se puede ver claramente los motivos por los que se encuentra en prisión. «Quiero dejar las cosas claras de una vez por todas. Un gramo son mil miligramos y ella está condenada por cinco miligramos de cocaína, es decir, lo equivalente a 25 o 30 céntimos de euro. ¿Quién intenta vender 25 céntimos de euro?», explica. «No es una cuestión de injusticia o de que fuerte, la cuestión es que nunca ha habido una condena así», añade. La de Yuyee asciende a los quince años de cárcel, es decir, hasta 2029.

«La embajadora no ha hecho nada. No tiene ningún interés por saber quienes son mis hijos», cuenta el presentador, mientras añade que el único que muestra algo de apoyo es el consul español en Tailandia. «Se podía haber resuelto todo las dos primeras semanas, pero no le ha dado la gana», comenta. «Te das cuenta de que para la embajadora, mis hijos son tres putos chinos –y ella es la representante del Gobierno–, pues para el Estado español mis hijos son tres putos chinos aunque tengan pasaporte español», continúa.

Según Cuesta, para el Gobierno no es suficiente darle de lado: «Me llamaron desde el Ministerio de Asuntos Exteriores después de hacer tanto ruido en las redes y terminaron amenazándome el día que iba a "El Hormiguero"para que no hablase mal», dice enfadado.