ES NOTICIA

Monedero pierde los papeles con Ana Rosa Quintana: «Eres el corazón de la derecha española»

El politólogo acusa a la periodista y a su programa de falta de imparcialidad. Ella responde: «Pues te digo una cosa, como estés tan acertado como has estado con el análisis de Podemos, estás listo»

Ana Rosa Quintana y Monedero
Ana Rosa Quintana y Monedero
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No es la primera vez que sucede ni probablemente será la última. Ana Rosa Quintana y Juan Carlos Monedero han evidenciado en contadas ocasiones sus diferencias irreconciliables con tensas conversaciones en televisión. Sucedió en abril con la visita del ex de Podemos al plató de la presentadora de Telecinco, en el que esta le llamó la atención por opinar en lugar de analizar, para enfado de este, que la acusó de ser «del partido de la derecha española».

Pues bien, lo cierto es que ha vuelto a suceder. Después del batacazo electoral del partido liderado por Pablo Iglesias, Ana Rosa Quintana habló esta mañana con el cofundador de Podemos para valorar la situación de la formación morada, y el programa preguntaba en uno de sus rótulos: «¿Se hunde Podemos?».

La tensión fue más que evidente cuando Monedero intentó colocarse como el adalid de la autocrítica y recordó la entrevista que le hizo a Pablo Iglesias. La presentadora no dudó en entrar en su juego, asegurando que había estado «muy pelota» con el político. «No como tú con Rivera o con Pablo Casado», respondió tajante el politólogo. «A mí Rivera me cae bastante bien, como a ti Pablo Iglesias, aunque a mí menos porque yo no soy cofundadora de ningún partido ni pertenezco a ningún partido», intentó zanjar Quintana.

La tensión se incrementó cuando el cofundador de Podemos acusó a la periodista de ser «el corazón de la derecha española», además de insistir en la poca imparcialidad del programa de Telecinco, justificándose en que todos los colaboradores son de la misma línea editorial. La última palabra, sin embargo, la tuvo Ana Rosa Quintana, que aprovechó el final de la conexión telefónica con el politólogo para recriminarle: «Pues te digo una cosa, como estés tan acertado como has estado con el análisis de Podemos, estás listo».