ES NOTICIA

Una concursante de «MasterChef» se rebela contra Jordi Cruz

El talent show culinario traslada su emisión a la noche de los lunes y lo hace sin Eva González como presentadora

Los concursantes de «MasterChef» en acción - RTVE Video: Oxana se enfrentó a Jordi Cruz
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«MasterChef» trasladó sus retos a la noche de los lunes. En la sexta entrega de esta sexta edición los aspirantes tuvieron que mejorar su trabajo en equipo, algo que ya han intentado en más de una ocasión, pero no han terminado de conseguir. La gala del talent show culinario no contó esta semana con la presentadora Eva González, que acaba de ser madre hace poco.

Estamos ya ante la sexta entrega de esta temporada de MaterChef, que tras perder el pulso de audiencia con Telecinco en la noche de los domingos, regresa a los lunes para volver a convertirse en líder del prime time.

Para fomentar el trabajo en equipo, los aspirantes trabajaron por relevos cruzados y en parejas durante la primera prueba de la noche. Mientras uno de ellos cocinaba, su compañero debía darle las indicaciones necesarias para llevar el proceso a buen puerto. Cada 10 minutos, debían cambiar de pareja y de fila de cocina, heredando la elaboración que otros compañeros habían empezado. Así, todos los concursantes participaron en todas las elaboraciones. Esther, ganadora de «MasterChef Junior 5», fue la encargada de catar junto al jurado la tarta de chocolate de tres pisos con cobertura de chocolate brillante que realizaron.

A estas alturas del programa los aspirantes ya se han quitado la careta y se muestran tal y como son entre ellos y con los jueces. Oxana ya ha demostrado ser, de largo, la concursante más problemática de su promoción. Cuando Jordi Cruz tuvo que juzgar su tarta de chocolate le dijo que estaba «nerviosa, porque eres caótica Oxana», unas palabras que no le sentaron nada bien a la rusa, que se enfrentó abiertamente con Cruz. «No es verdad, eso no es así Jordi», dijo Oxana enfadada. El chef se reafirmó en sus palabras y la alumna volvió a encararse con Cruz, que desistió de seguir discutiendo con ella.

La prueba exterior llevó a los aspirantes a cocinar entre los muros de la Universidad de Salamanca, la más antigua de España y la tercera de Europa, que ha contado con profesores tan ilustres como Miguel de Unamuno, Francisco de Vitoria o Fray Luis de León, y que se encuentra en plena celebración de su octavo centenario. «En la prueba de hoy queremos hacer un homenaje al saber, al conocimiento y a la cultura», anunció Jordi Cruz.

Cada equipo tenía que elaborar dos platos de un menú típico de la tierra compuesto de picadillo de tejares, patatas revolconas, chanfaina y buñuelos de viento, que cataron 50 comensales entre representantes de la Universidad, del ámbito cultural salmantino y de su Ayuntamiento. La prueba era decisiva y los cocineros tuvieron que emplearse a fondo en su tarea, pues solamente los dos mejores de cada equipo se salvarían directamente de la eliminación.

Los resultados de la prueba defraudaron a los jueces y a los comensales. El cocinado fue un desastre y la coordinación brilló por su ausencia. Los aspirantes se equivocaron en el número de platos a servir y pusieron comida de menos, faltaron ingredientes y fue necesario que Paco se metiese entre fogones para salvar la papeleta. Hubo también discusiones entre compañeros, como fue el caso de una especialmente agria entre Jon y Jorge, del equipo rojo, que se reprocharon sus fallos y despistes durante el cocinado. Finalmente, fue el equipo azul el ganador de la prueba de exteriores con su capitana Marta al frente, que fue felicitada por los jueces. Al ser la capitana del equipo ganador tuvo el poder de mandar a una concursante a la prueba de eliminación y eligió a Oxana: «No me pidas disculpas, no me importa estar aquí porque me gusta cocinar», aseguró la rusa.

En el último reto de la noche, el de eliminación se enfrentaron, de tres en tres, a dos batallas. En la primera, evaluaron sus técnicas de cocción haciendo pescaíto frito, verduras al vapor y carne a la plancha. Carlos Maldonado, ganador de «MasterChef 3», trajo platos elaborados por él utilizando estas técnicas. Los dos peores se enfrentaron a un último duelo: elaborar un guiso de verduras, uno con entraña y otro con cazón. Quien no apruebe con nota tendría que colgar su delantal de «MasterChef 6».

En medio de esta prueba Sofía, que ya estaba salvada, pidió permiso a los jueces para abandonar el plató pues decía encontrarse mal y fue a visitar al médico. Marina y Jorge fueron los dos aspirantes que se enfrentaron en la última ronda para jugarse la eliminatoria. Cuando a los jueces les llegó el turno de valorar el plato de la primera, Pepe le aseguró a la concursante que «no sabes cuánto me he fijado en ti...», despertando las suspicacias de sus compañeros. Finalmente, el concursante que tuvo que abandonar los fogones del programa fue Marina, a la que no le sirvieron de nada las sugerentes palabras del juez.