ES NOTICIA

MasterChef Carmen, nueva expulsada (esta vez sí) de «MasterChef»

El «talent show» culinario de La 1 vivió este martes una nueva velada en la primera cadena de RTVE

Carmen, en «MasterChef» - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este martes, los fogones de «MasterChef» volvieron a encenderse para acoger una nueva gala del «talent show» culinario más famoso de la televisión. Un programa, el de La 1 de RTVE, que ya ha cruzado el ecuador en su sexta edición, pues solo quedan seis aspirantes que optan a llevarse el concurso. En esta última entrega, Carmen fue la expulsada de la velada, después de que su cocinado en la prueba de eliminación no estuviera a la altura. La joven, que fue repescada por el concurso hace algunas semanas, fue expulsada (esta vez sí) definitivamente del formato.

La primera prueba de la velada, celebrada en las cocinas del formato presentado por Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera, emplazó a los concursantes a cocinar por dúos. Aunque no debían conformar las parejas entre ellos, sino que «MasterChef» invitó a siete exconcursantes del programa en sus diversas variantes para guisar junto a los aspirantes. Así, Aitana cocinó con Jefferson («MasterChef Junior 4»); Carmen, con María (ganadora de «MasterChef Junior 3»); Aleix, en compañía de Carmen Lomana («MasterChef Celebrity 2»); Valentín, con Anabel Alonso («MasterChef Celebrity 2»); Samira con Mario Vaquerizo («MasterChef Celebrity 3»); Carlos, junto a Bibiana Fernández («MasterChef Celebrity 2») y Teresa, con Juan Antonio («MasterChef Junior 5»).

En la prueba, supervisada por Samantha Vallejo-Nágera y Edu Soto («MasterChef Celebrity 2») y de la que también tomaron parte Jordi Cruz y Pepe Rodríguez, los aspirantes debían trabajar en sus elaboraciones por parejas. Los concursantes de «MasterChef» guisarían una elaboración típica de un país, mientras que el miembro invitado del dúo daría instrucciones al participante sobre cómo hacerlo. Una de las parejas más divertidas de la noche fue la conformada por Aleix y Carmen Lomana, que debían llevar a cabo un cuscús con pollo.

El «flechazo» de Carmen Lomana

Lomana, siempre espontánea, no ocultó su alegría tras quedar emparejada con Aleix. «Estoy muy contento de que me haya tocado con ella», refirió el joven. «No, si yo también. ¡Está cañón este chico!», señaló la empresaria. Al verla venir, Jordi Cruz incidió. «Bueno, pero despacito...», le dijo el chef. «¿Despacito para qué? ¿Para que no se maree?», preguntó Lomana, fascinada con el chico en todo momento.

A la hora de las valoraciones del jurado, la empresaria continuó tratando de ganarse a Aleix. «Yo soy viuda, pero cada vez que he dejado a alguien... me he sentido liberada», le dijo al concursante. En ese momento, el jurado les interrumpió. «Carmen, Aleix... ¿queréis compartir con nosotros de lo que estabais hablando?». La empresaria no se cortó. «Hablábamos de experiencias de la vida, cosas de pareja y tal». «¿Y alguna íntima?», inquirió Pepe. «Estábamos en ello cuando nos habéis interrumpido», espetó Lomana, que siguió en sus trece cuando llegó el turno de evaluar el plato de Aleix. «Comentábamos la liberación que siente uno cuando deja una pareja. Y él, tenía novia hasta agosto».

La elaboración de Aleix y Carmen distó mucho de lo que pedían en el programa, aunque la relación entre ambos dio bastante de sí. «Si gano este concurso, te preparo un cuscús», invitó Valentín a su «pareja». En ese instante, Lomana no cabía en sí. «Ay sí, sí, en mi casa. En mi casa preparamos un cuscús...», le dijo a su compañero de cocinado en «MasterChef».

Más allá de ello, la mejor elaboración de la prueba fue la que hicieron Teresa y Juan Antonio, a la que siguió la de Valentín y Anabel Alonso. Teresa y Valentín, por tanto, capitanearon los equipos de la prueba de exteriores. Marcharon al Teatro Calderón de Madrid, donde cocinaron para el elenco del musical «West Side Story». Con Aitana y Aleix ya nominados (fueron castigados con un «delantal negro» la semana pasada por hablar durante la prueba de eliminación), faltaba por saber qué concursantes acompañarían a ambos en la ronda que decidiría su permanencia en el programa.

Tensión en la prueba de exteriores

En el teatro, el concurso emplazó a los concursantes a conformar sus dos equipos. El Azul estuvo formado por Valentín, Carmen y Carlos; mientras que Samira, Aitana y Aleix compusieron el Rojo junto a Teresa. El segundo conjunto fue el más hábil durante el cocinado, y así lo manifestó el jurado tras la prueba, aunque Samira y Teresa vivieron instantes de lo más tensos durante el cocinado. Hasta el punto de que la capitana terminó llorando después de la prueba, aunque se salvó. De hecho, y curiosamente, Samira y ella fueron las dos únicas que se libraron de la prueba de eliminación, por aquella sanción que arrastraban Aitana y Aleix.

Cuando llegó el veredicto, Carlos, el aspirante más polémico de la edición, cargó contra Valentín. «Nos ha faltado un capitán que supiera hacer bien las cosas». Un ataque que sorprendió al joven, pues Carlos había seguido a rajatabla y sin rechistar todas sus indicaciones. «Ahora, después de la prueba... ¿coges y me dices esto? Dime una cosa Carlos, ¿cuántas veces has sido tú capitán?», preguntó Valentín. «Dos», contestó su compañero, sacando pecho. «¿Y en cuántas has ido a eliminación? ¿En las dos, verdad? Entonces, a ver si empezamos a dejar de ver la mota en ojo ajeno y miramos la viga que hay en el nuestro», contraatacó Valentín, visiblemente contrariado. «Me voy con muchas ganas a eliminación, porque se va a ver quien es buen compañero y quien sabe cocinar».

A la prueba de eliminación, así las cosas, concurrieron Valentín, Carmen y Carlos junto a Aleix y Aitana. En ella, debían llevar a cabo un cocinado «de vanguardia», aunque el tiempo del que dispondrían sería inversamente proporcional al número de ingredientes utilizados. Junto a ellos, cocinarían también el chef Joan Roca, que cuenta con tres Estrellas Michelin, y su hijo Marc.

El adiós de Carmen

Tras la ronda, los jueces probaron las elaboraciones de los cinco nominados (y de los dos invitados). Aleix y Valentín solventaron la papeleta, pero las otras tres, Carlos, Aitana y Carmen, fueron muy flojas. En especial, la de la última. «No he conseguido plasmar en el plato lo que quería», manifestó con tristeza, antes de que el jurado decidiese que ella se convertiría en la nueva expulsada de «MasterChef».