ES NOTICIA
La Vo Kids

Los niños más chulos de «La Voz Kids»

Los niños crecen cada vez más rápido y eso implica adoptar pronto los peores vicios de los adultos

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este lunes se celebró la tercera entrega de audiciones a ciegas de La Voz Kids, uno de los programas más esperados de la temporada. La nueva edición del talent show infantil llegó a Telecinco con actuaciones repletas de talento, emociones y pequeños artistas adorables que emocionaro a los coaches. Antonio Orozco, Rosario y Melendi no lo tuvieron nada fácil, pues el nivel de los aspirantes que se subieron al escenario del formato fue impresionante y capaz de poner en graves aprietos a un jurado más que experimentado.

Entre los grandes éxitos de artistas que pudieron escucharse este lunes estuvieron Mecano, Sía, Céline Dion Adele y Son by Four. Antonio Orozco, además de ser uno de los coachs, esta vez fue también uno de los homenajeados por los pequeños aspirantes, que hicieron una versión en directo de Estoy hecho pedacitos de ti.

Con Jesús Vázquez al frente y la colaboración de Tania Llasera, la nueva entrega de La Voz Kids 4 contó con nuevos jóvenes candidatos que intentaron cautivar a uno de los coaches para lograr engrosar las filas de sus equipos. Pero no solamente de espectáculos musicales vive este talent show, que también cuenta con la gracia y el desparpajo que caracterizan a los niños, además de la habilidad que tienen los coaches para amenizar la velada.

Uno de los niños que pasó por plató este lunes parecía pasear por allí como por el salón de su casa, y no tuvo problema en bromear con el jurado e incluso en ocupar sus sillones para parodiar su papel en La Voz. Además, en el capítulo de anécdotas, los Gemeliers enviaron al programa un vídeo en el que deseaban suerte a todos los aspirantes que esa noche debían subirse al escenario.

Hacia la mitad de la noche apareció por allí Juanfri, un niño de 13 años que indignó a las redes sociales por la chulería que presentaba a su corta edad. «Yo soy chulo porque lo valgo», dijo el chaval, que lucía un tupé un tanto absurdo, una cadena de plata y un diamante colgando en cada oreja («llevo el pendiente para marcar chulería», aclaró). Juanfri demostró en pocas palabras su falta de humildad y lo rápido que ha aprendido los peores rasgos de los adultos. De momento seguirá teniendo razones para chulear, porqu Antonio Orozco decidió ficharle para su equipo.

No fue el único chuleta que pasó por el escenario este lunes. Un poco después estuvo Sergio, un andaluz que apenas pasaba de los 12 que dijo ser un gran conquistador de mujeres. Ante la cámara demostró sus supuestas dosis de seductor, mirando lividinosamente y poniendo morritos. Es de justicia reconocer la elegancia de la voz de Sergio, que acabó uniéndose al equipo de Rosario.