ES NOTICIA

Repaso con humor a 50 años de historia del Vicente Calderón

«Llorar será inevitable, pero el Atleti no nos ha hecho sufrir, solo nos ha dado alegrías», asegura el director del documental

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Como un enorme croma de 105 por 68 metros, el verde del viejo campo del Atleti es, en vísperas de su demolición, el escenario en el que transcurre el documental «Vicente Calderón. Un césped de 100 años», que La 2 emite mañana a la hora del vermú. A las 13.25, para los abstemios. El trabajo, dirigido por José Manuel Tenorio y coescrito con Luis Conde-Salazar, resume en 70 minutos, menos de lo que dura un partido, medio siglo de emociones y de un «sentimiento que no se puede explicar».

También la historia del mayor escenario musical de España, de los Stones a Michael Jackson y, para qué ocultarlo, de espectáculos como carreras de «monster trucks» y bautizos de testigos de Jehová.

Uno de los hechos más curiosos es que el Vicente Calderón provocó más rechazo en sus inicios que el Metropolitano a muchos de los socios actuales. «El cambio no sentó bien. Un equipo campeón no ganó nada hasta el 72», explica Eulogio Gárate. José Luis Garci añade un dato casi peor: «¡No había bares!». Luego estaba ese frío «horrible, húmedo, con denominación de origen».

Producido de forma artesanal por la peña atlética Los 50, algunos de sus miembros participan en el trabajo, como Pancho Varona (que también canta), Almudena Grandes y Juan Luis Cano. Entre las leyendas que desfilan por el campo destacan el recién fallecido Isacio Calleja, Adelardo, Rodri, cuatro mosqueteros del «doblete» (Kiko, Solozábal, Fresnedoso y Pantic) y contemporáneos como Torres y Gabi. El Mago More y el guionista Javier Olivares también se suman a la fiesta.

«El fútbol no es una guerra»

Lo primero que llama la atención es el tono del documental. «Aunque habla de la nostalgia, tiene una parte de ficción muy humorística. No queríamos darle el típico punto trágico», explica José Manuel Tenorio. «Buscábamos algo emotivo, pero nos salió comedia, que es lo que solemos hacer», remata Luis Conde-Salazar. «El fútbol no es una guerra y sirve para divertirse más de lo que se piensan algunos, como los dirigentes». Además, evitaron «hacer lo de siempre». «Y si mezclas original con lo de siempre te salen dos horas o más. ¿Para qué meter todo aquello que puedes encontrar en internet?».

El humor tampoco esconde un drama: «Llorar va a ser inevitable», asegura Tenorio, quizá pensando en el recuerdo a Luis. «Partíamos de la idea de que el Atleti no nos ha hecho sufrir, que solo nos ha dado alegrías. Los que lo pasan mal son los aficionados de clubes de otras características». Cabe la duda de si se transmitirá ese carácter único que sienten los rojiblancos. «Hemos intentado saber por qué nos hacemos del Atleti, como los anuncios», responde Conde-Salazar. «Tampoco somos supremacistas», matiza el director, pero tenemos características singulares. Puede haber equipos parecidos, como el Betis, pero de los grandes, el Atleti es el más especial».

Lo sorprendente, se añade en el documental, es «elegir ser pobres pudiendo ser ricos, al vivir en Madrid». «Cuando Juanfran tuvo la desgracia de fallar el penalti en Milán, su camiseta se agotó», resume Fernando Torres, de la misma manera que el número de socios creció cuando el equipo bajó a Segunda.

¿Agradará a otros aficionados? «Gustará a todo el que le guste el fútbol. Cuando lo estrenamos para el equipo», cuenta José Manuel Tenorio, «había amigos del cine a los que no les gusta el fútbol y salieron emocionados».