ES NOTICIA

La Voz Senior Los sonoros zascas de una aspirante de 87 años a Paulina Rubio en «La Voz Senior»

Germa, concursante del nuevo «talent show» musical de Antena 3, protagonizó uno de los grandes momentos de la noche

Germa, este miércoles en «La Voz Senior» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este miércoles, Antena 3 estrenó «La Voz Senior», una vuelta de tuerca al conocido «talent show» musical y al que concurren aspirantes cuya edad supera los 60 años. Presentado por Eva González, el formato apenas cambia de rostros entre los «coaches» del programa con respecto a la pasada edición de «La Voz». Antonio Orozco, Paulina Rubio y Pablo López repiten en el jurado, que tiene como única novedad la entrada de David Bisbal en detrimento de Luis Fonsi.

La primera velada de «La Voz Senior» estuvo colmada de emoción desde el inicio, con historias de lo más conmovedoras de los potenciales aspirantes. Ejemplo de ello fue Germa del Barrio, una anciana de 87 años y procedente de Madrid que llegaba al programa de Antena 3 con ganas de cumplir «un gran sueño» con el que llevaba fantaseando toda su vida.

«Mi padre no me ha dejado nunca cantar. Ni mi marido tampoco. Antes no era tan facil. No me dejaban, claro», sentenció la mujer, embaucada por la alegría. «Gracias a “La Voz Senior” voy a cumplir un gran sueño. Estar aquí es muy ilusionante, aunque esté nerviosa. Llevo más de 80 años queriéndome subir a un escenario y hoy lo consigo. Fíjate, a mi vejez. Y yo tan contenta. Y agradecida», remarcó la participante antes de concursar. Al mismo tiempo, enfatizó su deseo de terminar en el equipo de Antonio Orozco. «Me encantaría que se diera la vuelta, porque es tan sentimental como yo».

La historia de Germa parecía digna de cuento de hadas. Todo indicaba que se subiría al escenario y que convencería a su adorado Orozco, pero nada de eso sucedió. La mujer probó suerte con el tango «Nostalgias», emotiva canción de Enrique Cadícamo que popularizaron artistas como Plácido Domingo, Rocío Dúrcal y Buika, pero que no consiguió terminar de llamar la atención del jurado.

De hecho, ninguno de los «coaches» se giró, por lo que ahí terminó la participación de la anciana en el programa. El más afectado parecía el propio Orozco. «Te agradezco mucho el regalo que nos has hecho. Y te pido disculpas. Me siento culpable de no haberme dado la vuelta», señaló el artista catalán, antes de que Paulina Rubio también quisiera opinar.

Las pullas de Germa

Sus veredictos, no obstante, no fueron acogidos de igual manera por Germa. «No dejes de cantar nunca», aconsejó Rubio a la mujer. «No creo que me quede mucho, porque los 90 ya están encima», respondió esta última. La artista mexicana decidió entonces ir por otro lado. «Me hubiera encantado poder contar contigo durante más tiempo aquí». «Pues me has tenido y no has hecho nada», replicó la aspirante, en alusión a que no había girado su silla para darle la oportunidad de formar parte de «La Voz Senior».

Una vez más, Rubio intentó recolar. «Bueno, lo has hecho muy bien». Pero Germa contraatacó. «Pues no se ha notado. No te has dado la vuelta». Entre tanto zasca, Bisbal y Pablo López intentaron cambiar de tema, incidiendo en los motivos por los que la anciana nunca había cantado antes. «Tu marido se sentía celoso. Y te quería solo para él... madre mía», dijo el primero. «Hombre, es que yo he sido muy guapa», bromeó Germa.

La espontaneidad de la mujer fascinó al público del programa, que tanto en plató como en redes sociales no dudaron en ensalzar la actitud de Germa. Aunque el halago que la concursante más disfrutará se lo otorgó, sin duda, el propio Orozco. «Nunca había sabido lo que quería ser a los 87. Ahora lo sé: quiero ser como tú».