ES NOTICIA

Supervivientes 2019 Así ha blanqueado Telecinco la imagen de Isabel Pantoja en «Supervivientes 2019»

La tonadillera ha conseguido que su imagen pública mejore notablemente tras su paso por el concurso

Isabel Pantoja, Omar Montes y el apasionado beso de la final de Supervivientes 2019

Supervivientes 2019: Omar Montes, ganador de Supervivientes tras vencer a Albert Álvarez

Supervivientes 2019: la gran final, en directo

Isabel Pantoja, en su recibimiento en el plató de «Supervivientes 2019»
Isabel Pantoja, en su recibimiento en el plató de «Supervivientes 2019» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Telecinco y «Supervivientes 2019» le han hecho un gran favor a Isabel Pantoja. La artista venía de una mala racha personal, tras su salida de prisión, que se había reflejado también en el ámbito profesional. Su última gira, así como el último disco, tuvieron un éxito reducido para lo que se esperaba que fuera a ser. Por ello, seguramente, la tonadillera aceptara la oferta de Mediaset España para realizar una enorme limpieza de imagen que ha comenzado en «Supervivientes 2019».

Para acceder al concurso puso una serie de condiciones que se han respetado a rajatabla, especialmente una con la que se mostraba tajante: no se podía hablar de su paso por prisión. La única referencia que se ha realizado a su encarcelamiento fue cuando, durante un ataque de ansiedad, la propia Isabel Pantoja contó cómo su estancia en Cayo Paloma le recordaba demasiado a su encierro. Hablando siempre en eufemismos, reveló que ni siquiera era capaz ella misma de decir, sin tapujos, el nombre del lugar en el que estuvo recluida durante su condena judicial.

Ni una sola referencia se ha escuchado sobre el pasado que a Pantoja no le interesa recordar. Ni siquiera durante las entrevistas que ha ofrecido en plató tras su regreso de «Supervivientes 2019». Es más, ni siquiera se ha escuchado que Jorge Javier Vázquez e Isabel Pantoja hubieran solucionado sus problemas después del impresionante discurso que el presentador hizo contra la artista en «Sálvame». Y es que, ahora, Isabel Pantoja es imagen de Mediaset España, y los planes que tienen con ella trascienden más allá de esta edición de «Supervivientes».

Isabel Pantoja tiene un contrato millonario con la cadena, tal y como diversos medios han publicado. Y entre los formatos que incluyen, además de «Supervivientes 2019», hay una serie y el ser jurado de un talent, que próximamente se verá en Telecinco. Esto provoca que, desde la cadena, por intereses propios y de la propia Pantoja, lo mejor sea que quede en el olvido su pasado judicial. Con este movimiento todos ganan.

De hecho, Isabel Pantoja no ha sido un concursante cualquiera en «Supervivientes». Mucho se ha hablado sobre los posibles beneficios que ha tenido de cara al concurso: desde el contacto con sus familiares, los diversos intentos de abandono e, incluso, el trato preferente que ha tenido Pantoja desde que puso un pie en España.

Trato diferencial a su aterrizaje

Y para muestra un botón. Telecinco adelantó las entrevistas de Chelo García Cortes y Dakota Tárraga, expulsadas de la semana anterior, al martes con Carlos Sobera en «Supervivientes: tierra de nadie». Con este movimiento, ambas tenían un cierto protagonismo en un espacio que no estaba pensado para entrevistar a los concursantes a su regreso, pero, sobre todo, Isabel Pantoja era el único gran reclamo del siguiente jueves. La tonadillera no solo tuvo una intervención notablemente más extensa que lo que suele ser habitual, sino que, además, contó con unos beneficios que no tuvieron el resto de concursantes ni sus familiares.

A su llegada a España, Isabel Pantoja se marchó, acompañada por el equipo de «Supervivientes 2019», al hotel para descansar. Allí recibió una visita: la de Paolo Vasile. El máximo responsable de Mediaset España acudió para felicitarle por su concurso, al tiempo que afirmó que la haría rica, tal y como ha recogido «El Economista». Visitas aparte, la artista también se aseguró que sus familiares tuvieran un trato muy exclusivo para su entrada en el plató de «Supervivientes»: los familiares y amigos que quisieron acudir a darle el primer abrazo a Pantoja contaron con dos salas VIP en la cadena, con un catering compuesto por agua, refrescos, saladitos, pulguitas, pinchos, embutido e, incluso, pasteles.

En una de las salas, se encontraba Chabelita Pantoja junto a su actual pareja, Asraf. Mientras, en la otra sala, Kiko Rivera, Anabel Pantoja y varios amigos de la tonadillera, como Raquel Bollo, Luis Rollán y Susana, exganadora de «Gran Hermano», esperaban en compañía el momento de que entrara su allegada al plató, al tiempo que disfrutaban de las viandas preparadas para la ocasión. En caso de cualquier tipo de incidencia o petición, el séquito de Cantora contaba con la ayuda de dos azafatas externas exclusivas que estuvieron encantados de atenderles. Estos beneficios, de hecho, sorprendieron al resto de asistentes, que no habían contado con tantos privilegios.

Además, y por exigencia expresa del representante de la tonadillera, su entrevista no podía realizarla de cualquier manera. Todos los concursantes, a su regreso de «Supervivientes», visten con la misma ropa con la que abandonaron Honduras, y en un estado exterior muy similar. No se les permite maquillarse, ni peinarse, ni cortarse el pelo. Sin embargo, Pantoja no podía entrar en el plató de aquella forma. Por ello, antes de que entrara al plató a ser preguntada por Jorge Javier Vázquez, Pantoja pasó por maquillaje y peluquería. Pero es que, además, también se hizo la manicura y la pedicura para que no se quedara ni el más mínimo detalle descuidado.