ES NOTICIA

Supervivientes 2019 Omar Montes, ganador de «Supervivientes» tras vencer en la gran final a Albert Álvarez

El cantante derrotó al saltador de pértiga y se proclamó vencedor del «reality» de Telecinco

Omar Montes, ganador de «Supervivientes» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Pocos personajes televisivos pueden presumir de haber tenido tanto éxito en el último año como Omar Montes. El cantante, que se ganaba la vida como podía con su música hace poco más de doce meses, supo aprovechar al máximo su noviazgo con Chabelita Pantoja para saltar a los focos. Participó en la última edición de «Gran Hermano VIP», donde fue repudiado por un sector de la audiencia y expulsado disciplinariamente. Pero en base a su humildad, cercanía y sencillez, pilares en los que basa su vida, el joven, que hoy disfruta del éxito como vocalista, consiguió derrotar este jueves a Albert Álvarez para alzarse con el triunfo en la gran final de «Supervivientes» y hacerse así con los 200.000 euros del premio del concurso. El «illuminati», que no había tenido que someterse al escrutinio del público hasta ahora –pues en todo el concurso no fue sido nominado–, brilló más que nadie (nunca mejor dicho) y se ganó el favor de la audiencia para dejar en la cuneta a Fabio Colloricchio primero y a Albert después y proclamarse así vencedor de la edición.

La última gala del «reality» empezó del modo que viene siendo habitual en estos casos: con una ceremonia a la altura de un «reality» como «Supervivientes». Jorge Javier Vázquez, tan divo como siempre, hizo su entrada triunfal en plató, antes de recibir a los que han sido sus mayores aliados en esta aventura: Lara Álvarez y Carlos Sobera (con permiso de Jordi González, ausente de la velada). «Ha sido una experiencia magnífica», comentó el segundo, el fichaje sorpresa de esta última edición del programa y que ha sabido brillar con luz propia. De Lara poco que decir, más que volvió a lucirse y a demostrar que es una de las presentadoras más en forma de nuestro país.

A continuación, el programa conectó con los cuatro finalistas. Albert Álvarez, Mahi Masegosa, Omar Montes y Fabio Colloricchio debían llegar a plató, en el tradicional viaje en helicóptero. Los dos primeros, no obstante, lo hacían como nominados de la semana, por lo que uno se quedaría a las puertas de la gran final. Desde el aire, Vázquez quiso saber como habían vivido estos últimos días. Y Albert, saltador de pértiga, hizo gala de su condición de deportista de élite y respondió con un tópico de manual. «Bueno, estamos tristes y a la vez contentos, porque hemos peleado mucho por llegar hasta aquí y ahora uno se tiene que ir», respondió. Mahi, por su parte, fue tan natural como acostumbra. «¡Yo estoy muy contenta, como siempre!».

Con los concursantes volando hacia Mediaset, Vázquez dio paso a un vídeo que repasaba las últimas horas de los aspirantes en Honduras. En él, el programa emitió imágenes de la primera cena de los concursantes tras abandonar la isla. «¡La primera vez que comen desde que han salido del concurso!», comentó Lara Álvarez, antes de que el formato pusiera su foco en Mahi y su espontaneidad. En concreto, en la «rajada» que le dedicó a su excompañera Aneth Acosta. «Yo no quería llegar a la final con la chica esa, la que tiene nombre de caldo de tetrabrik precocinado».

La expulsión de Mahi

Tras el momento de distensión, los aspirantes aterrizaron en los estudios del gigante audiovisual y tuvo lugar el primer instante clave de la noche: la expulsión del nominado con menos votos. Albert o Mahi abandonarían el formato antes de la gran final, y fue la segunda la que se vio obligada a hacerlo... entre las lágrimas de Albert. «Estoy triste, me siento muy extraño. Me duele mucho perder a Mahi, porque ha sido un superorgullo llegar aquí con ella. Aunque ahora, siento que pierdo parte de mí. Me duele por dentro». Un sentimiento compartido por Fabio. «Es la ganadora, porque da alegría y hace sonreír el corazón», espetó el italoargentino, que se jugaría con Omar y Albert el triunfo en «Supervivientes».

En plató, y mientras el programa aguardaba la llegada de Mahi, «Supervivientes» recibió a Mónica Hoyos, quinta clasificada y que fue expulsada la pasada semana. La exmodelo peruana entró al plató con alegría, aunque le envió un dardo envenenado a Isabel Pantoja y Chelo García-Cortés. «Qué serias estáis, ¿no? ¿Me habéis estado poniendo verde?», preguntó a ambas. «¡Disfrutad, que es la final de “Supervivientes”!», agregó, antes de sincerarse ante Vázquez. «Estar en este programa me ha dado el amor que necesitaba para conquistar el mundo».

A unos metros de distancia, en otro paraje de Mediaset, los tres varones finalistas: Fabio, Omar y Albert, medían sus fuerzas en la primera prueba de la noche, en la que debían construir unas escaleras con unos tablones de colores para escalar una pirámide. Un puzle que terminó resolviendo en primer lugar Albert, seguido de Fabio. No lo consiguió completar Omar, que por tanto, debería batirse en duelo por televoto con uno de sus dos «compadres»: el que perdiera la prueba de apnea que se celebraría instantes después.

Los insultos de Omar... contra sí mismo

El cantante, por su parte, se mostró muy crítico consigo mismo. «He hecho 25 juegos de puzles en “Supervivientes” y todos los he perdido. Hoy me he dado cuenta de una cosa: tengo la inteligencia justa para pasar el día. No me llega. Soy malísimo, soy idiota. Lo siento, soy gilipollas», espetó, ante la atónita mirada de Vázquez, justo antes de que recibiese por sorpresa la visita de sus abuelos, Ángeles y Rodolfo. «¡Es nuestro ganador!», coincidieron ambos. Pero Omar seguía en sus trece. «Solo por tonto, ya merezco que me echen. 20 puzles he hecho y no he acabado ninguno. La inteligencia no es mi punto fuerte. Para hacer esta prueba, tendría que haber estudiado. Mi abuela siempre me lo ha dicho y nunca la he hecho ocaso. Si la prueba hubiera sido de comer, habría ganado. Pero era de estudiar...», comentó el vocalista, contrariado.

En plató, por su parte, Mahi entró triunfante como la cuarta clasificada de «Supervivientes». «Vengo sin peluca, sin pintar, sin medias reductoras, sin relleno en las tetas, sin plataformas...», le dijo la exparticipante de «Maestros de la costura» a Vázquez, con su habitual sencillez. El presentador (que conoció a la joven justo en el momento en que llegó al formato), alabó su paso por «Supervivientes». «Qué maravilla contar en el programa con gente como tú. Nos has conquistado. Todo el mundo está enamorado de ti». «¡Eres mi ganadora!», le dijo Chelo García-Cortés, que compartió varias semanas de convivencia en soledad con Mahi en el Barco Varado de Honduras.

Pasadas las 00.30 de la madrugada, Albert y Fabio se midieron en la prueba de apnea por un puesto definitivo en la gran final del formato. Una lucha que se esperaba más disputada de lo que realmente fue, pero que finalmente duró apenas 35 segundos: el tiempo que el italo-argentino pudo aguantar bajo el agua. «De pequeño tuve un incidente y le tengo miedo al agua. Me entró ansiedad. Estas pruebas no se me dan bien», confesó el joven, visiblemente contrariado. El modelo, por tanto, debería someterse al escrutinio de la audiencia para tratar de superar en votos a Omar Montes, con el que competiría por un puesto en el último duelo junto a Albert, que no se lo creía. «He empezado la noche como nominado... y ahora soy finalista definitivo», aseveró.

Así las cosas, solo uno de los dos, entre Omar y Fabio, se mediría al deportista en el duelo final. Y ese no fue otro que Omar, que venció a Fabio en el televoto y pasó a la última fase de «Supervivientes». El vocalista no cabía en sí de alegría. «¡Ahora sí que sí! ¡España me camela y yo os camelo a vosotros! Me ayudáis a conseguir que mi hijo coma y no sabéis como os lo agradezco», sentenció, emocionado, entre los aplausos del público de «Supervivientes».

El duelo final, muy reñido

Omar y Albert. Albert y Omar. Jorge Javier Vázquez solo podría levantar el brazo de uno de los dos como ganador de «Supervivientes», en un acto que se alargó en el tiempo hasta casi las dos de la mañana. Antes, ambos fueron recibidos entre aplausos en el plató del formato, donde se dieron un baño de masas. No era para menos, después de haber llegado hasta este punto. Ante el presentador, ambos coincidieron en señalar a su rival de final como el mejor compañero al que habían tenido en el concurso.

«El televoto está muy reñido. Todo está muy igualado», comentó el presentador, antes de cerrar las líneas telefónicas. Entretanto, ambos siguieron confesándose ante las preguntas de Vázquez. «Albert se merece ganar», sentenció Omar. «Yo quiero que gane Omar, pero creo que lo merecía Mahi», espetó por su parte Albert.

Con las espadas por todo lo alto (y con Sofía Suescun como maestra de ceremonias, para hacer entrega a su sucesor del premio) solo uno de los dos podría alzarse con el triunfo. Y ese fue Omar, que se proclamó ganador de «Supervivientes» y salió por la puerta grande de Mediaset. Cerrando un círculo, el suyo, que no ha podido ser más exitoso en el último año.