ES NOTICIA

Supervivientes 2019 Omar Montes se insulta a sí mismo en la final de «Supervivientes»: «Tengo la inteligencia justa para pasar el día»

El cantante, muy crítico consigo mismo tras perder la primera prueba de la última noche del concurso de Telecinco: «He hecho 25 juegos de puzles y todos los he perdido. Soy idiota. Debería haber estudiado»

Omar Montes, ganador de Supervivientes 2019 tras batirse a duelo con Albert Álvarez

Omar Montes, este jueves en la final de «Supervivientes»
Omar Montes, este jueves en la final de «Supervivientes» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La gran final de «Supervivientes» dejó uno de los momentos más esperpénticos vividos en la historia del formato (y ya es decir). Sucedió cuando el cantante Omar Montes, finalista del programa, perdió la primera prueba de la noche y se vio obligado a someterse al televoto de la audiencia para poder ganar el programa.

En la citada ronda, Omar, al igual que los otros dos finalistas (Fabio Colloricchio y Albert Álvarez) debía completar un puzle y construir unas escaleras con unos tablones de colores para escalar una pirámide. Albert fue el primero en lograrlo, y a él le sucedió Fabio. El cantante, no obstante, no fue capaz de conseguirlo y se frustró. «Si es que tenía que haber terminado los estudios. Ya me lo decía mi abuela».

Por ese motivo, el vocalista se mostró muy crítico consigo mismo instantes después. El programa desplazó a Omar a una sala apartada, donde debía recibir la visita sorpresa de sus abuelos, Ángeles y Rodolfo. Pero justo antes de eso, el presentador Jorge Javier Vázquez observó que la cara del cantante no era precisamente de felicidad. «¿Qué te pasa?», le preguntó.

En ese instante, Omar se expresó con claridad. «Pues qué me va a pasar. Que he hecho 25 juegos de puzles y todos los he perdido», comentó, antes de ir más allá. «Hoy me he dado cuenta de una cosa: tengo la inteligencia justa para pasar el día. No me llega. Soy malísimo, soy idiota. Lo siento, soy gilipollas», siguió diciendo, ante el estupor de la audiencia y el plató de «Supervivientes».

A continuación, el concursante fue agasajado por sus abuelos, que ensalzaron su paso por el concurso. «Él es nuestro ganador», comentó Ángeles. «Es muy bueno. Con las personas mayores y con los niños... que no se los toquen», añadió su abuelo, Rodolfo.

Pese a ello, el cantante no abandonaba el tono crítico. «Por tonto, ya merezco que me echen. 20 puzles he hecho y no he acabado ninguno. La inteligencia no es mi punto fuerte. Para hacer esa prueba, tenía que haber estudiado. Mi abuela siempre me lo ha dicho y nunca la he hecho caso. Si la prueba hubiera sido de comer, hubiera ganado. Pero no...», añadió, con franqueza y humildad, por lo que se llevó el aplauso del público de «Supervivientes».