ES NOTICIA

Supervivientes ¿Miriam Saavedra o Mónica Hoyos? El dilema final de Carlos Lozano en «Supervivientes»

El concursante afronta sus últimas horas en Cayo Cochinos y Jordi González le hizo decidir entre despedirse de Miriam Saavedra o de Mónica Hoyos, ambas exparejas suyas

TELECINCO Video: Resumen Supervivientes
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un domingo más, después de siete semanas desde el comienzo de la temporada de «Supervivientes», se emitió en Telecinco «Conexión Honduras», el debate conducido por Jordi González que repasa todo lo acontecido en la isla durante la semana. En la gala del jueves Chelo García Cortés resultó expulsada del reality tras resultar la menos votada en su pulso contra Isabel Pantoja y Dakota. Los nominados de la gala fueron Mahi, Fabio, Colate y Mónica Hoyos.

Desde entonces, Chelo se ha convertido en el «Pirata Olvidado» y se traslada a vivir al palafito junto a Carlos Lozano, con quien había protagonizado fuertes discusiones al comienzo de «Supervivientes». Según informó Jordi González al inicio del debate, la última expulsada lo está pasando muy mal en su aislamiento y ha sufrido un bajón de ánimo. Muy diferentes están siendo los últimos días de Isabel Pantoja, que se siente pletórica en la isla desde que es líder.

Al poco de arrancar «Supervivientes» Jordi González dio paso a unas imágenes sobre la última discusión entre Dakota y Violeta. La primera atacó a la segunda acusándole de estratega y invitándole a «pegarse las orejas». Violeta, tras muchos días de enfrentamientos y malos rollos, está ya muy desmoralizada y no es capaz de seguir el ritmo de gresca al que está habituada la resistente Dakota. «Dime tú quién aguanta esto», se preguntaba Violeta llorosa en la playa.

Poco después González conectó con Carlos Lozano, que está apurando sus últimas horas antes de abandonar la isla. El pasado jueves «Supervivientes» le preguntó a sus seguidores si creían que Lozano merecía pasar una noche con Miriam Saavedra, expareja del concursante que lleva unos días en la isla. El 80% de los espectadores decidieron que así debía ser aunque, según el presentador, Lozano había tenido dudas para aceptar la propuesta.

«Dudas tampoco han sido», explicó el aludido, «Miriam es el amor de mi vida y quiero verla y aprovechar el tiempo para hablar con ella y zanjar temas. En principio no sabía si iba a ser bueno, pero he pensado que peor sería no verla». El presentador quiso poner en aprietos a Lozano y le propuso un dilema: «Tienes que elegir entre una noche con Miriam o unos minutos con Mónica antes de marcharte de la isla. Piénsatelo bien y contéstame luego». Lozano no respondió en ese momento, pero le confesó a González que tenía muy clara su decisión. Lidia Lozano, desde plató, aprovechó el momento para acusar a Lozano y a Mónica Hoyos de haber firmado un pacto antes de entrar a «Supervivientes».

Llegó luego el momento del juego de recompensa, en el cual los concursantes competían por una taza de chocolate con churros. La primera ronda del juego la ganó Albert y la segunda fue para Mónica Hoyos. En la tercera ronda fue Dakota la que consiguió el tercer puesto y acabó disfrutando de un chocolate con churros. El último en hacerse con la recompensa fue Albert. Una vez concluida la prueba, González informó a los concursantes de que el jueves tendrá lugar la prueba de la apnea, «una prueba muy importante para la que os recomiendo practicar».

Acto seguido González anunció que las madres de Fabio y Violeta habían llegado a la isla para visitar a sus hijos. Pero en «Supervivientes» no estaban dispuestos a ponérselo fácil a sus concursantes y organizaron una prueba para hacerles pasar un mal trago. Frente a ellos situaron tres cajas diciéndoles que bajo una de ellas estaba su madre. Los dos levantaron la caja equivocada y se encontraron el ojo de un pez.

En ese momento Lara Álvarez les dijo que debían comerse un mordisco de ese ojo para poder ver a sus madres. Violeta, llorando y desesperada, se negó en rotundo y le suplicó a Lara que le dejase ver igualmente a su madre. En el último momento Lara le dice a la concursante que todo era una prueba y la madre de Violeta aparece bajo una de las cajas. Muy diferente fue la actitud de Fabio, que no dudó ni un instante en lanzarse a morder el ojo para poder ver a su madre.

Y en los próximos días habrá nuevos familiares que lleguen a la isla para animar a los suyos. Una de ellas sería Chabelita Pantoja, que viajará hasta Cayo Cochinas para apoyar a su madre. Junto a ella irá a Cayo Cochinos Marí Ángeles, la madre de Omar Montes, con quien Chabelita Pantoja estuvo saliendo un tiempo.

Ya pasada la medianoche pudimos ver el rencuentro de Carlos Lozano con el espejo tras dos meses de superviviencia en la isla. Lozano no daba crédito a lo que estaba viendo: «¡He perdido todos los músculos! ¿Esto qué es?». Jordi González le informó de que había perdido trece kilos y medio desde que llegó a la isla. También aprovechó la ocasión para confirmar que había decidido pasar la noche con Miriam en vez de unos minutos con Mónica.