alcalá de guadaíra

Desestimada la denuncia a una concejal y al comisario de Policía Nacional de Alcalá

Agentes de la Policía Local la interpusieron por «desacato» y «coacciones»

Actualizado:

El juzgado número uno de Alcalá de Guadaíra ha desestimado la denuncia por desacato y coacciones planteada por varios agentes de la Policía Local contra la concejal de Gobernación, Mariló Gutiérrez, y el comisario jefe de la Comisaría de la Policía Nacional, Luis Lucena.

Los agentes de Policía Local que interpusieron la denuncia se vieron implicados en unos hechos ocurridos en el patio del Ayuntamiento de Alcalá. En este lugar estaba un hijo con minusvalía psíquica del comisario jefe de la Policía Nacional de Alcalá. Estaba con su perro sin atar y uno de los denunciantes le ordenaron que lo sacara del Ayuntamiento, a lo que el dueño del animal respondió pidiendo al agente que llamara a un familiar.

Se presentó entonces la concejal de Gobernación, Mariló Gutiérrez, que intentó mediar en la situación y posteriormente apareció el comisario de Policía Nacional que acudió a recoger a su hijo. En ese momento los agentes de Policía Local le pidieron que se identificara. Según la denuncia presentada por la Policía Local, el comisario se negó a identificarse y tampoco lo hizo con su hijo; igualmente, según la versión de la Policía Local tampoco quiso entregar la documentación del perro.

No obstante la sentencia dictada ahora afirma que la actuación de los policías locales fue «incorrecta» y que actuaron «probablemente movidos por una situación de enemistad manifiesta con el comisario y la concejal, ya que era obvio la minusvalía psíquica presentada por el hijo del comisario, Luis Lucena, y el conocimiento pleno por parte de los agentes de tal minusvalía y de la condición del comisario denunciado, Luis Lucena, siendo así que el requerimiento a identificarse era innecesario e incorrecto el compartimiento hacia su hijo».

La sentencia estima igualmente que la actuación de la concejal «únicamente fue dirigida a remediar la situación impropia ocasionada por los agentes». La magistrada ha ordenado además remitir el testimonio de las actuaciones al Jefe de la Policía Local por si procediera la apertura de un expediente disciplinario contra los agentes a su cargo implicados.