El Rocío de Dos Hermanas arranca su semana de cultos
Simpecado Hermandad del Rocío de Dos Hermanas
Hermandad

El Rocío de Dos Hermanas arranca su semana de cultos

Este miércoles se traslada el Simpecado al Altar Mayor y el jueves comienza el Triduo

Laura Montes
Actualizado:

La Real y Fervorosa Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Dos Hermanas celebra, a partir de este miércoles, sus actos litúrgicos. Como es habitual, tres hermanos de los más antiguos van a trasladar el Simpecado hasta el Altar Mayor de la parroquia Santa María Magdalena, para celebrar, desde el jueves, el Triduo en honor a su Titular. Un acto, a las nueve de la noche, en el que se impondrá la medalla a los nuevos hermanos.

La Hermandad del Rocío de Dos Hermanas, que cuenta actualmente con unos 1.300 hermanos y unos 600 romeros que cada año hacen el camino hacia la aldea del Rocío en Almonte (Huelva), van a celebrar también, desde este jueves, el solemne Triduo, oficiado por el párroco del templo Ave María de la ciudad nazarena, Raúl Moreno Enríquez. Está previsto que el sábado, se entregue un recuerdo a quienes cumplan sus Bodas de Oro como hermanos y que se presente el cartel de la romería, que cada año edita la hermandad. El domingo, además, tendrá lugar la Función Principal y el pregón rociero a cargo de Francisco Tomás Varela Cintas, miembro de la hermandad.

En este sentido, la Hermandad del Rocío nazarena ultima ya sus preparativos para realizar el camino hacia la aldea, a partir del 15 de mayo, día en el que se celebrará su Misa de Romeros. Una corporación, por cierto, que este año conmemora su 80 aniversario. Fue fundada un 14 de octubre de 1933 y reconocida como hermandad filial el 31 de diciembre del mismo año. El hermano mayor, Raúl Romero, ha avanzado que «por el momento» los actos para celebrar esta efeméride no están definidos, y que se concretarán «a la vuelta del verano».

Lo que sí está ya cerrado es la salida de la talla de la Virgen del Rocío, que hay expuesta en la parroquia del mismo nombre, el próximo 2 de junio, coincidiendo con la celebración del Corpus Christi. Se trata de una salida extraordinaria, promovida por la Hermandad del Rocío de Dos Hermanas y la Hermandad de penitencia del Cautivo, para conmemorar el 50 aniversario de la parroquia Nuestra Señora del Rocío de la ciudad nazarena.