Protesta contra el «cierre» de la residencia de Montequinto en la sede del PSOE de Sevilla
Protesta frente a la sede del PSOE de Sevilla - L.M.
Concentración

Protesta contra el «cierre» de la residencia de Montequinto en la sede del PSOE de Sevilla

Los socialistas respetan la manifestación pero consideran que carece de «fundamento»

L.Montes
Actualizado:

Miembros del colectivo 15M y trabajadores de la Residencia Asistida de Mayores de Montequinto, en Dos Hermanas (Sevilla), se han concentrado este miércoles frente a la sede del PSOE sevillano, en protesta por el «inminente cierre» del centro. Un fuerte dispositivo policial ha custodiado esta concentración, denominada por los convocantes de «escrache», en la que han vuelto a pedir que «se cubran las plazas libres» del centro para mayores.

La Asamblea del 15M en Montequinto asegura que desde hace meses «no se llevan a cabo ingresos» y que, actualmente, hay «140 ancianos en un edificio que tiene capacidad para 271 personas». Temen que con el «cierre» de la residencia se «reduzca el 45% de las plazas públicas para mayores y grandes dependientes» de toda la provincia y critican que haya habitaciones «desocupadas cuando miles de ancianos y grandes dependientes han perdido su ayuda».

Por su parte, el PSOE de Sevilla ha expresado su respeto por «el derecho de cualquier persona a manifestar su desacuerdo con las decisiones de los gobiernos, de forma pacífica y democrática». Aún así, los socialistas consideran que esta concentración «no tiene fundamento». Añaden además que, según la información de la que disponen, «en ningún caso la Junta de Andalucía tiene previsto el cierre de la residencia de Montequinto». Y explican que «lo que va a suceder es que la residencia se va a trasladar a otro inmueble, cedido a la Junta de Andalucía por el Ayuntamiento de Dos Hermanas». Remarca el PSOE sevillano que «este traslado no supone ni un desahucio de nadie, ni una especulación y, por descontado, ninguna privatización de servicios públicos».

El colectivo de afectados ya protagonizó, hace menos de un mes, una cacerolada a las puertas de la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía. Critican que la Administración «sigue sin cumplir» su compromiso de reunirse con miembros del 15M para buscar una solución y alertan de que con el «cierre» de la residencia, 245 puestos de trabajo tendrían un «futuro incierto».