Tribunales

Uralita defiende que cumplió con la legislación vigente

Extrabajadores, familiares y representantes sindicales se han concentrado frente al Juzgado con motivo del juicio colectivo

L.Montes
Actualizado:

Representantes de la empresa Uralita han asegurado que «siempre» se cumplió en su fábrica de Dos Hermanas (Sevilla) con la legislación vigente sobre la utilización del amianto. Según ha informado la empresa en un comunicado, Uralita realizó inversiones en materia de seguridad e higiene y creó una comisión interna sobre esa problemática antes de que existiera la normativa específica sobre esta fibra, considerada altamente cancerígena.

Durante la celebración de la primera sesión del juicio colectivo por la vía civil de los afectados por amianto, 26 extrabajadores de Uralita –cinco de ellos fallecidos y representados por sus viudas- han solicitado una indemnización de 2’2 millones de euros a la empresa, por las enfermedades contraídas a causa de su exposición continuada al amianto. Por esta razón, extrabajadores, familiares y representantes sindicales se han concentrado a las puertas del juzgado de lo social de Sevilla, en el edificio Noga, para mostrar su apoyo a los afectados.

En este sentido, la compañía ha informado que, tal y como ha manifestado ante el juez, «fue de las primeras empresas que, adelantándose a la legislación, adoptó voluntariamente diversas medidas de prevención en 1977, cinco años antes de que entrara en vigor la Ley española de 1982 y seis años antes de que aparecieran las recomendaciones al respecto de organismos tan relevantes como OIT (Organización Internacional del Trabajo) y CEE (actual UE)».

Del mismo modo, Uralita ha subrayado en su comunicado que comenzó a trabajar en la sustitución de este producto en sus fábricas «antes de la entrada en vigor de la normativa europea de 1999 y española de 2002 sobre prohibición de uso y comercialización de productos con amianto», un proceso que culminó en mayo de 2002, con la «instalación de nuevas tecnologías».

Fuentes de los abogados de los extrabajadores aseguran, sin embargo que, la empresa «no adoptó suficientes medidas de seguridad para proteger a los trabajadores», puesto que muchas fueron «tardías», al no aplicarse «hasta finales de los 60 o inicios de los 70, cuando ya llevaban muchos años expuestos al amianto».